lunes, 14 de marzo de 2011

Eduardo Punset. El alma está en el cerebro

¿Vemos y sentimos el mundo tal y como es o cómo lo imaginamos? Nuestro cerebro es el responsable de tal evento. Somos un ser tan perfeccionado (no perfecto) que nuestro cerebro “cuida” de nosotros más de lo que imaginamos, distorsionando la realidad y emociones negativas que nos pueden perjudicar, creándonos un mundo de ilusiones, literario si se quiere, pero en definitiva, el mundo que necesitamos para sobrevivir. El cerebro es casi como aquel progenitor que en todo momento está pendiente de la más mínima necesidad de su retoño.
Yo tampoco me creía esto, pero después de leer a Eduardo Punset Casals y su libro El alma está en el cerebro (2006), ensayo absolutamente recomendable, he quedado casi convencida.
Por cierto, les aseguro que la imagen de arriba y las de aquí abajo no tienen movimiento, son completamente estáticas…¿qué está haciendo nuestro cerebro entonces? Escuchen a E. Punset…



Para nuestro cerebro es más importante contarnos una historia consistente que contarnos una historia verdadera. El mundo real es menos importante que el mundo que necesitamos (…)

Los objetos que vemos, los que escuchamos y lo que tocamos pueden ser reales, pero lo que experimentamos como realidad es una ilusión construida en nuestro cerebro.

Nuestra memoria no es de fiar: no funciona como una cámara fotográfica y, mucho menos, como el disco duro de un ordenador: Unas veces, para conseguir un recuerdo coherente, el cerebro rellena los huecos de la memoria con contenidos imaginados e irreales; en otras ocasiones, almacenamos información de forma inconsciente. A veces, cuando esta información inconsciente sale a la superficie, nos parece algo maravilloso y sobrenatural… La actitud, la emoción, la imaginación y lo vivido: todo ello influye en un mundo construido por nuestro cerebro y -por nuestro bien- unas veces nos muestra cosas que no están y otras, nos esconde cosas que sí están.






72 comentarios:

  1. Un placer haber llegado hasta aquí y poder leerte. Con tu permiso volveré.
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
  2. Admitación hacía Punset :)

    Tomo nota... Gracias por compartir...

    En vivo es una maravilla :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. He leído este libro y alguno más de Punset. Me resulta muy interesante.
    Una entrada muy interesante y que hace pensar y mucho sobre nuestro cerebro y sobre nosotros mismos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Siempre disfruto leyendo a Punset ¡y viendo su magnífico programa! Hace poco fue padrino de la graduación de un familiar y tuve el placer de "verle en vivo", como dice David. Siempre consigue sorprenderte desde la más pura lógica.
    Al final volvemos siempre a los clásicos: la caverna de Platón, el engaño de los sentidos...
    Un abrazo, Marisa.
    Pd. Fascinantes imágenes.
    Pd2. Jjejeje ¿tan claro estaba que no me iban a entusiasmar Presuntos?

    ResponderEliminar
  5. Marisa, se dice que de todos los órganos del ser humano, el cerebro es uno de lo más manipulable...
    He leído algún libro de Punset, y algunos tengo sin leer aún. Me gusta porque es interesante como contempla la ciencia...la circuitería del cerebro, que a veces se fija en en cosas obviando otras, como si no dependiera de lo que le dictamos con el resto del cuerpo.
    Bajo mi punto de vista, todo es un misterio. Berkeley decía que solo es real lo que percibimos (ya sabes,el obispo Berkeley con aquello de "ser es ser percibido").

    Maravillosa esta entrada, esas imágenes...(tú sí que me sorprendes siempre, Marisa)

    Besos...reales.

    ResponderEliminar
  6. Me pasa como a tu comentarista anterior, Valverde de Lucerna, Soy una admiradora incorregible de Punset. He leído más que muchos de sus libros. Es delicioso leerle y meditar porque nos da muchos argumentos para hacerlo. Un placer, Marisa que compartas a este autor.Interesante también el blog de su hija Elsa Punset.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Si ya lo decía yo, aja.
    Ahora en ser he leído el libro del que hablas, la percepción del mundo es por nuestro cerebro es una obra de arte que nos muestra los colores que nos interesa ver, eso dio respuesta en su día a mi eterna pregunta de como alguien sentado a mi lado podía ver, oír e interpretar la realidad de una forma tan diferente a la mía y me ayudo a descubrir que sus cerebros elegían esa realidad tan distinta a la mía pero tan o mas válida para ellos.
    Muy interesante tu entrada amiga
    Te dejo besos

    ResponderEliminar
  8. Ángel González lo ejemplifica bien:

    No era un sueño,
    lo vi.
    La nieve ardía


    Besos ele-mentales.

    ResponderEliminar
  9. Hola Karolina y Seniores.Jo soy Tengo 16 Años de Edad;)) A mi me gusta en tu blog y es maravilloso incluyen y saludar polaco bonito. Ø Tener buen ONU, besos **, **

    ResponderEliminar
  10. A mi Punset me encanta. Pero hay algo ideológico en su argumento que no me gusta. Si todo reside en el cerebro, y es subjetivo, y en cierto modo es inventado: ¿no deja lo real procesado como ireal? Quiero decir, si uno pienso en el hambre, la muerte y la miseria: que papel juega esta vision subjetivista del mundo?... No sé, son temas que me surgen....

    mi beso siempre

    ResponderEliminar
  11. Siempre me fascinó este tema. He leído algo acerca de él (este libro, en particular, lo tengo en mi lista de pendientes) y no dejo de sorprenderme. Nos queda tanto por descubrir acerca del funcionamiento interno del cerebro... En cualquier caso, si el alma hubiera de estar en algún sitio también yo me habría decantado por el cerebro en lugar del corazón...

    Muy loable la labor de Punset como divulgador científico, en un país, el nuestro, en el que no abundan. Me encantó esta entrada. Por cierto, a mí la segunda imagen es la que más sensación de movimiento me da ^_^

    Un beso. Real o no, eso ya no lo sé... ;-)

    ResponderEliminar
  12. Recuerdo que al ler este libro me quedé unos días pensando en él , como una de esas canciones que se instala en tu cerebro y no hay manera de dejar de escucharla. A veces este hombre me parece un visionario, o más bien un iluminado, porque lo que dice tiene una lógica aplastante, pero quizás nosotros no nos hemos parado a pensarlo, ni lo hemos expresado tan bien.
    En este caso, estoy completamente de acuerdo con él.
    besitos

    ResponderEliminar
  13. NELA:
    Tienes todo mi permiso.
    Bienvenida al blog, Nela.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. DAVID:
    Yo también admiro a este hombre, no solo por su labor de divulgación científica, que es magistral, sino por su variada e interesante actividad en otros campos, por no hablar de su capacidad dialéctica de la que siempre me asombro.

    Saludos, David.

    ResponderEliminar
  15. VALVERDE DE LUCERNA:
    Punset es extraordinariamente interesante. Ahora estoy leyendo "El viaje al amor" y me sigue teniendo completamente eclipsada por su lógica aplastante.
    Me resulta fascinante como en breves páginas, no solo ofrece una nueva forma de ver el mundo sino que sus argumentos son tan sólidos que consigue convencerte.
    Sus libros nos hacen reflexionar constantemente pero es que esta cita que he dejado... me cambió el "sistema solar" de posición. Impresionante.

    Un abrazo, Valverde

    ResponderEliminar
  16. XIBELIUSS:
    Pues tienes razón, al final siempre volvemos a los clásicos, pero no me negarás que Punset lo explica de manera "más accesible" (vamos a llamarlo así) para todo el mundo, que Platón. Aunque como oradores... sería increíblemente interesante oírlos juntos intercambiar sus puntos de vista.
    Las imágenes las he puesto para los más escépticos, es indudable que el cerebro no es tan lógico y racional como siempre habíamos creído.
    Un fuerte abrazo, Xibeliuss.

    PD: En cuanto a lo de Presuntos Implicados, después de seguirte un tiempo en tu blog igualteinteresa.blogspot.com en su apartado "Música para el Lunes", y recientemente en arqueta.blogspot.com... he tenido esa ligera intuición,jejjeje (blogs completamente recomendables para los que se pasen por aquí)

    ResponderEliminar
  17. MARIÁN:
    El empirismo de George Berkeley viene muy bien para este caso. No le falta razón cuando dice que jamás sabremos si un objeto "es" sino solo sabemos "lo que percibimos que es" que, obviamente, no tiene que corresponderse con lo que realmente es. En definitiva, el mundo es un haz de percepciones, no de realidades.

    Te agradezco este apunte, Marián. Siempre acertada y precisa en tus comentarios. Tú eres realmente la que me sorprende gratamente.

    Besos que "son" en mi percepción.

    ResponderEliminar
  18. MILU:
    Realmente es un placer leer a una persona tan lúcida como Punset, independientemente de que se esté de acuerdo o no con sus argumentos.
    Desconocía que su hija Elsa Punset tuviese un blog qwue, en cuanto pueda pasaré a visitar. Gracias por la información, querida Milu.

    Besos "reales".

    ResponderEliminar
  19. 40AÑERA:
    Comparto absolutamente lo que dices. Yo también me explico ahora como alguien que está a tu lado puede percibir e interpretar la realidad de forma tan diferente a como la estás percibiendo e interpretando tú. En algunos casos, la empatía tiene que ver con ello, sin duda, pero si a eso le sumas la "capacidad literaria" de nuestro cerebro para ver el mundo...los años luz que separan ambas percepciones e interpretaciones comienzan a tener sentido.
    El tema que propones me parece muy, muy interesante, amiga.

    Besos que deseo que sean perceptiblemente comunes.

    ResponderEliminar
  20. MIGUEL COBO:
    Hasta poetas como Ángel González saben que el mundo solo es su propia realidad. No son sueños, son terapias y prescripciones a las que nos somete nuestro cerebro para "librarnos de todo mal". Amén.

    Me han gustado tus besos ele-mentales (sigo insistiéndote en que Ramón Gómez de la Serna habría hecho buenas migas contigo...)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. I LOVE SKI JUMPING:

    Bienvenida al blog.
    Tengo que decirte que, por mucho que lo he intentado, no entiendo nada de lo que me dices (aunque quizás sea la percepción de mi cerebro). Tu traductor polaco-español no es muy bueno, deberías cambiarlo. Estoy pensando que, como te haya traducido la cita de Punset y mi comentario de esa forma tan peculiar, miedo me da lo que habrás interpretado en esta entrada... :-)

    Saludos y...buena traducción.

    ResponderEliminar
  22. EL MAGNETISTA:
    Ya sabía yo que me iba a hacer pensar tu comentario, amigo...jajjaja.

    Yo lo que entiendo que viene a decir Punset es lo siguiente: lo real existe, los objetos están delante de nuestros ojos, las personas también. Ahora bien, partiendo de esa base, la percepción que tenemos de esos objetos y personas es completamente personal y, como bien dices "inventada" por nuestro cerebro. Lo que alguien puede considerar hambre, muerte o miseria, para otro cerebro puede que no lo sea: piénsese que puede ser hambre o puede ser gula, puede ser muerte o puede ser resurrección a una vida eterna, puede ser miseria para tu cerebro pero para el mío puede ser ascenso social porque antes estaba mucho peor...y así podríamos seguir casi con todo.
    Te preguntas por el papel que juega esa visión subjetivista del mundo. Yo creo que no hay que buscarle explicación, como tampoco preguntarnos por qué tenemos dos ojos y no tres, o dos manos y no cuatro. Es algo consustancial al hombre que su cerebro funcione así: realmente es un arma de defensa hacia el exterior (y quiero pensar que bastante primitiva). Jamás he creído en la objetividad, tendo la absoluta certeza de que no existe y, después de leer a Punset, ya no me creo nada de lo que veo, percibo o siento,jajajjaja (tendré que ir a la consulta de El magnetista... y lo haré en breve. Prometido).

    Mis besos siempre besos desde mi realidad.

    ResponderEliminar
  23. KINEZOE:
    Pues si tienes ganas y tiempo, no dejes de leer este ensayo, Kine; estoy completamente segura de que te gustará.
    En cuanto a que el alma está en el cerebro y no en el corazón ¿sabes lo que opina Punset en este libro en relación con el corazón? Es simplemente un músculo que bombea sangre, así de sencillo. Así que nada de echarle la culpa de muchas cosas a nuestro corazón que, bastante ocupado está ya en su bombeo: es nuestro querido cerebro (lo que siempre hemos llamado razón) el que siente, percibe, razona, padece, inventa, refleja, ama u odia.

    De las tres imágenes, yo también percibo, como tú, la segunda como la que tiene mayor movimiento, pero...ya sabes... nada es lo que parece, querido amigo...

    Un beso real desde mi percepción.

    ResponderEliminar
  24. Qué interesante!
    Voy a leerlo, gracias compi.
    Y las imágenes son geniales!
    Besos

    ResponderEliminar
  25. JO GRASS:
    Estoy de acuerdo contigo en que este libro no te deja indiferente. Ha estado presente en numerosas tertulias intrascendentes, caña o vinito en mano, de mi grupo de amigos o incluso entre compañeros en el ámbito laboral.

    También hay detractores de Punset que lo tachan de oportunista, sensacionalista, tendencioso y encantador de serpientes; ya sabes, las "diferentes percepciones " de la realidad. Pero lo que creo que es innegable es que representa a uno de los mayores pensadores (¿filósofo, científico, ensayista, divulgador?)de nuestro joven siglo XXI.

    Besos, Jo.

    ResponderEliminar
  26. AIRAMA:
    Me alegro de haberte suscitado esa curiosidad por el libro, MªJosé, no te va a defraudar.

    Besos, compi.

    ResponderEliminar
  27. Completamente de acuerdo con todo lo que dice el autor. Nuestra mente tiene mescanimos de defensa muchas veces desconocidos por nosotros, y siempre ingobernables.
    Leyendo el coment del magnetista y tu respectiva respuesta, me da por ratificar lo que decís, Marisa. La objetividad es una farsa.Te dejo la frase de Terry Eagleton: "Todas las declaraciones descriptivas se mueven dentro de una red de categorías de valor" (también me inquietó un poco, puesto que uno espera que lo científico no responda a categorías de valor) Centrarse en el objeto de contemplación no implica dejar de contemplarlo desde un yo. Y a parte, hay que dudar de todo, como Descartes, solo la duda nos mantendrá lúcidos y conscientes, nos hará aceptar errores y aprender.
    Un abrazo, y me encantó la propuesta, Marisa, gracias por traérnosla.

    ResponderEliminar
  28. Alucinantes imágenes, no podía mirarlas por mucho rato sin que mis ojos quisieran alejarse pero al tiempo se sintieran atraídos! Maravillosa entrada, maravilloso contenido, habrá que leer a Punset!

    Alucinados saludos!

    ResponderEliminar
  29. Mi adolescente de 4º de Eso preguntaba sobre el contenido de la asignatura de Filosofía, y resulto emocionante plantear las primeras dudas sobre qué es la realidad y que es lo que percibimos de ella, creo que le compraré el libro que recomiendas, que el mito de la caverna es un poco duro para empezar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Me apasiona este hombre y la manera en que expone
    Las teorías , me hace pensar y eso siempre me ha gustado.

    Creo firmemente que en nuestra parte humana queda
    Algo importante que es como dice Punset una manera
    De protegernos y tal vez por eso la verdad de cada uno
    Es tan subjetiva.
    ¿ que pasaría si viéramos realmente las cosas como realmente son
    y no como nos las hace ver nuestro cerebro? ¿ cambiaria la forma de
    ver la vida ¿ ¿ por que y de que nos protege nuestro cerebro?
    ¿ será acaso de nosotros mismos?
    Según Punset un instinto genetico para sobrevivir, no lo pongo para nada en duda.

    No he leído sus libros , pero no me pierdo ninguno de sus documentales.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. NOELIA:
    Nuestro cerebro es el mejor mecanismo de defensa que poseemos.

    Punset nos dice que, de los 11 millones de unidades de información (o bits) que el cerebro computa por segundo procedentes del exterior, el consciente solo es capaz de manejar apenas 50 de estas unidades; el resto pasa al subconsciente.

    Esto significa que nuestro cerebro es sabio ya que si pasara tal cantidad de información completa al consciente, el pensamiento lógico se llegaría a aturdir con semejante potencial informativo. Es como si intentáramos introducir información en un ordenador superando cu capacidad: se bloquearía.

    De esta manera, nuestro cerebro "selecciona" solo lo imprenscindible que debe pasar al consciente. El resto no lo elimina (no nos engañemos), lo guarda en la recámara para utilizarlo cuando sea conveniente.

    En definitva, nuestro cerebro es una especie de "censor beneficioso" que busca que nuestra mente siempre esté en orden y protegida (un antivirus, vaya).

    Dudar de esto, como dices, claro que se puede hacer, pero si hojeas el libro, Noelia, te será difícil dudar, créeme.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  32. EL SEÑOR DÁLTANOS:
    Me alegro de que te hayas animado a leer el libro.
    En cuanto a las imágenes...es curioso. Ayer me producían el mismo efecto que a ti. Hoy, parece ser que mi cerebro se ha "acostumbrado" a observarlas, y el movimiento cada vez es menor. Seguro que Punset tendría una explicación coherente para ello. Quizás se lo pregunte... :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. PILAR:

    Este libro yo no lo recomendaría a mis alumnos de 4º de la ESO. La gran mayoría, o no lo entendería (a pesar de la magnífica capacidad pedagógica de Punset), o le acabaría aburriendo.
    Yo no sé el bagaje lector que tiene tu hijo, pero los alumnos de esas edades, de 4º, de 15 y 16 años, aún no han alcanzado el pensamiento abstracto, les es muy complicado abstraer la realidad. Por ello es quizás que les cueste tanto las matemáticas, o la física o incluso leer poemas.
    Quizás es más recomendable para Bachillerato y, aún así, les cuesta (te lo digo porque un fragmento de este libro se lo puse como examen, para que hicieran un comentario y...créeme que les cuesta...bastante).
    Aún así, no quiero desanimarte, compráselo.
    Si me permites una sugerencia, si quieres iniciar a tu hijo de 4º en la Filosofía, que lea "Ética para Amador" de Fernando Saváter. Es mucho más sencillo y, además, está dirigido precisamente a adolescentes para iniciarles en la Filosofía de una manera muy amena.

    Un abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
  34. Hola, esta entrada esta muy bien me alegro de haber topado con tu blog.
    Yo acabo de iniciarme en uno espero que te puedas pasar y que te guste!
    Besooss

    ResponderEliminar
  35. LAUVIAH:

    Yo entiendo que es un mecanismo de defensa, orden y supervivencia de nuestro complejo cerebro.
    Respondiendo a tu pregunta, creo que si viéramos las cosas tal y como son y no como nuestro cerebro nos las dibuja o selecciona, nuestra calidad y esperanza de vida se rebajaría bastante. Incluso nos tacharían de "enfermos". De hecho, personas con lesiones cerebrales importantes son los psicópatas, por ejemplo, su percepción de la realidad es completamente diferente a la nuestra.

    ¿Por qué y de qué nos protege nuestro cerebro? Creo que de todo, Lauviah. Nos suaviza el exterior y solo nos alarma cuando realmente lo necesitamos. Un pequeño corte en la piel pasará desapercibido para nosotros porque nuestro cerebro lo considera secundario, sin embargo, de una hemorragia importante nos alertará inmediatamente. También esto es aplicable al mundo de los sentimientos, sin duda.
    Pienso que esto es todo un complejo y magnífico sistema del que solo está dotado el ser humano.

    Yo tampoco me pierde "Redes", Lauviah, de hecho, este libro recopila mucho material del programa.
    Me alegro de que te haya resultado interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. MOMENTO PARA DESCONECTAR:

    Bienvenido/a al blog.
    Es un placer que esta entrada te haya resultado interesante. Es un poco atípica ya que el blog está enfocado hacia lo literario ( y en breve hacia lo lingüístico con una nueva etiqueta), pero el ensayo también lo considero literario ya que hay una voluntad estética. Aunque sé que esto es discutible.

    Agradezco tu invitación a visitar tu blog recién iniciado, será todo un placer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  37. La memoria es selectiva, el pensamiento arbitrario y el cerebro un gran manipulador, unas veces consentido y otras inadvertido. Por eso la literatura es imprescindible para el ser humano, otra cosa es que prescinda de ella, así nos va en algunos sectores. La reflexión de Punset es siempre iteligente y leerlo y escucharlo va dircto a la mente pero de una forma muy sensitiva. Ahí radica buena parte de su atractivo.

    ResponderEliminar
  38. En una era tecnológica en la que "cavilar es de perturbados"... que el cerebro y el físico, están preparados para la supervivencia, está ya aceptado y comprobado. El pequeño “Einstein”, expolítico, economista y buen ilustrador de sus teorías, sabe rodearse de compañeros eruditos en los temas que trata, y explicarlos de una manera sencilla, adaptable a los cerebros de esta época que se asustarían con títulos como el de Schopenhauer “sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente”...Punset me atrapa en sus “redes” y sabe teorizar los pensamientos reflexivos, esos que tú cavilabas pero no te atrevías a admitir.
    Existen recuerdos o situaciones pasadas, que creemos de nuestra autoría y en realidad no los hemos vivido personalmente, se hallan tergiversados por el paso del tiempo, los sueños y las fantasías de nuestras imprecisas neuronas cerebrales, que juegan un papel aparte en la existencia de cada cual
    ...Y quién sabe si los sueños no se cumplen...quizá las que no llegan sean las realidades...
    Deberíamos educarnos en el ejercicio de la soledad, desarrollando nuestros instintos más primitivos, en ausencia de entes que se interpongan más allá de nuestro pensar...vivir "a solas con el solitario", cada cual tiene su interior y en esta sociedad no nos dejan aprendernos...
    El Op Art, es una modalidad que surgió a finales de los 50, el arte óptico visual, jugando y experimentando con lo que más tarde se llamó psicodélia, dejando al público, crear sus propias imaginaciones, siendo éste el verdadero autor de la obra caleidoscópica que los artistas conjugaban. Los colores de la existencia ¿Y quién los conoce? No llegaremos a saber más allá de lo considerado, es una realidad fantástica y solo teórica en nuestras mentes confusas y en búsqueda constante de verdades aparentes...¿Vivimos la vida? Increíble...pero ¿cierto?...Abrazos incandescentes, henchidos de interrogaciones… in eternum

    ResponderEliminar
  39. Me asusta esa teoría, pero vale escuchar todas las tendencias.
    Saludos, Edu

    ResponderEliminar
  40. El mundo como representación y nosotros como expresión del mismo y cada cerebrito a su ritmo.
    Me gusta mucho Punset y he visto muchos documentales suyos, que te hacen pensar lo curioso de nuestras mentes o ¿nuestro espíritu?, lo que se tienen que espavilar para poderse expresar entre la miríada de neuronas, sensores químicos y otras manifestaciones físicas y químicas para que esa emanación del ser se exprese. Unos mejor y otros no tanto, pero se hace lo que se puede.

    Un beso Marisa.

    ResponderEliminar
  41. FELICIDAD BATISTA:

    Estoy de acuerdo contigo en que el cerebro es un gran manipulador. Pero, según este libro, siempre lo hace por nuestro beneficio y anuestro favor.
    Los razonamientos de Punset van directos a la mente, como dices, y quizás, ahí esté su atractivo, de acuerdo. Yo añadiría que, ese atractivo se incrementa gracias a unos argumentos sencillos, basados en el ejemplo con cosas cotidianas que son cercanas y entendibles por la mayoría; si a eso le sumas, silogismos bien construidos, la lógica y el atractivo campan a sus anchas.

    Sin lugar a dudas, hace un uso increíble de la dialéctica. Eso es lo primero que me atrajo de él.
    Me alegro de verte por aquí, Felicidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. KIMBERTRANCANUT:
    Comparto tu comentario de que Punset realiza sus explicaciones de modo accesible. Las masas no van a acercarse a un libro científico sobre >Neurología, pero sí a un ensayo que leen fluidamente y que además comprenden, porque la habilidad de Punset para saber transmitir, su valor didáctico es admirable.
    Yo creo que ahí radica el secreto: en saber comunicar contenidos científicos de una manera bastante clara y sencilla.

    En cuanto a que tenemos que aprender a educarnos en el ejercicio de la soledad "desarrollando nuestros instintos más primitivos, en ausencia de entes que se interpongan más allá de nuestro pensar", no sé, no sé, Kim... Quizás no haya entendido bien lo que quieres decir, pero creo que incluso en nuestra soledad, ajenos de "interferencias sociales", nuestro cerebro obraría de la misma manera, adaptando nuestro entorno a nuestras necesidades. No creo que la sociedad sea un factor que altere la percepción del mundo, creo que es nuestro cerebro el responsable de ello, aunque no niego que las experiencias externas influyan en esa configuración particular que nuestro cerebro hace del mundo.

    Siempre interesante charlar con tu cerebro, Kim, el mío está encantado de hacerlo con el tuyo.

    Abrazos desde el resultado de mi percepción.

    ResponderEliminar
  43. EDU:
    Pues créeme que no debería asustarte, Edu. El cerebro "distorsiona" la realidad siempre para que podamos vivir en ella más cómodamente. Siempre busca la supervivencia del individuo en el que le toco vivir, alejándole de aquello que es pernicioso para su subsistencia, y ofreciéndole una visión más amable de lo que le rodea con el fin de que su estancia (transitoria) en este mundo sea física y químicamente más placentera.
    En mi opinión, no creo que haya nada temible en ello si se acepta que no siempre lo exterior es como nosotros lo vemos. Simplemente es una posibilidad más "de ser y estar" por Aquí.

    Saludos, Edu.

    ResponderEliminar
  44. TONY:

    Comparto lo que dices y lo que vengo repitiendo en comentarios anteriores. Y todo ello me lleva a una conclusión: lo que defiende Punset en esta cita que he seleccionado del libro, quizás sin saberlo, o sí, es LA TOLERANCIA. La capacidad que debe tener el individuo para aceptar que su mundo y su visión del mismo no es más que eso, UNA sola visión entre millones de percepciones más, posiblemente distintas.
    Creo que esta cita enseña, de alguna manera, a reconocer que existe un alto grado de equivocación en lo que vemos, sentimos o percibimos. Que nuestra mirada del mundo será única si se quiere, sí, pero no siempre la correcta. Que defender lo que creemos verdadero para nosotros debe conllevar una aceptación de la falacia en la que podemos estar cayendo.
    Defender lo que creemos, sí, pero en igual medida tolerar lo la visión distinta que puedan tener los demás.

    Quizás mi lectura haya sido filosófica, pero quiero creer que Punset va por esa línea.

    Un fuerte beso abierto a la empatía y tolerancia, Tony

    ResponderEliminar
  45. Punset es Punset...un cerebro priviliegiado del que llevo enamorada muchísimos años. Y creo que tiene razón, pero mira cielo, cuando me ciega y no me deja ver más allá de lo que quiero imaginarme, y me doy cada golpe del que para recuperarme mi cerebro no me ayuda......creo que dentro de mí hay una energía que es superior a la suya. Además me resulta más poético el verlo así.
    Me quedo por tu casa que me gusta mucho.
    Sherezade

    ResponderEliminar
  46. Parece bastante kantiano; pero no estoy para filosofías ni gnoseologías. Paso a saludar a la autora de un espacio digno de ser visitado. Besos.

    ResponderEliminar
  47. Preguntaron a un prestigioso médico especialista en transplantes:
    -¿Para cuándo un transplante de cerebro?
    Respondió:
    -Nunca. Lo correcto sería preguntar:¿cuándo un cuerpo será transplantado a un cerebro?

    ResponderEliminar
  48. SHEREZADE:

    Bienvenida al blog.

    Bueno, en realidad todos tenemos algo en nuestro interior a lo que llamamos "energía" (y que sería complicado definirlo)que nos ayuda a superar obstáculos.
    La versión poética que prefieres, está bien, pero sigo pensando que esa "energía" tiene un necesariamente un origen, y creo que no puede estar muy alejado del cerebro.

    Gracias por tu visita, y me alegra de que te guste lo que has ido viendo por aquí.

    Un abrazo, Sherezade (precioso nombre o nick...)

    ResponderEliminar
  49. JAVIER F. NOYA:

    Agradezco tus saludos, Javier, y espero que ese ánimo suba si es necesario.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  50. No he leído nada de Punset, si que me gustaba mucho su programa de la tele. Me habían comentado que las imágenes que has puesto servían para medir el grado de stress de una persona y que únicamente los niños las veían inmóviles...yo he mejorado mucho, parece la última vez iban a 200 y ahora solo a 110 como manda el gobierno :D

    Me ha gustado mucho el fragmento, intentaré leer el libro. Un beso, Marisa

    ResponderEliminar
  51. MANUEL MARÍA TORRES ROJAS:

    Ya te pediré el teléfono de ese cirujano, Manuel...
    ¡Qué alegría verte de nuevo por aquí, entre la banda de los Proscritos...! Violeta ya te echaba de menos...no sabía a quien hacerle la vida imposible...

    Besos y caramelos, mi querido Guillermo.

    ResponderEliminar
  52. ALMAIRE:
    Es cierto, esas imágenes que he colgado y otras similares, se usan para medir el nivel de stress de una persona. A mayor movimiento, mayor stress. De nuevo, el cerebro vuelve a encender su lucecita roja para avisar de que algo no va bien.

    Me alegro de esa deceleración de 200 a 110,jejjej, no te caerá ninguna multa por aquí, no te preocupes, Almaire.

    Besos.

    ResponderEliminar
  53. Cada cabeza es un mundo y cada cual diferente a los demás.
    Cada quién trata de ser feliz como quiere o como puede, y si no hay razones para serlo busquemos algún pretexto para alcanzar la felicidad aunque el resto no pueda entenderlo.
    La materia gris es el amo de los pensamientos, deseos, aspiraciones, virtudes, temores, ideas, malicias, creencias, indiferencias, es el capitán del barco que decide el rumbo y aunque siendo el mar uno solo, la travesía es individual y no será la misma para todos.
    Hermoso es el mundo con millones de colores, lugares, caminos y opciones. Pero solo cada quien decide lo que de él le gusta. Entonces lucha y se esfuerza por ello, aunque para los demás no valga la pena tanto esfuerzo.
    Compleja es la vida con sus altas y bajas, pero el cerebro es el estratega que decide lo bueno, lo malo, lo feo, lo acertado, lo impropio. Cuan poderoso resulta el cerebro que puede hacer de todo el mundo uno personalizado y aunque el resto de la gente no pueda verlo, cada quien tiene el suyo propio.
    En mi mundo, tu blog es agua que refresca mi pensamiento, aunque a no todos les parezca.
    Para ti va mi saludo con mucho respeto y aprecio.

    ResponderEliminar
  54. Gracias por pasarte por el blog y dejar tu comentario.

    Un placer que una gran dama me visite.

    Por aquí vendré

    Saludos

    ResponderEliminar
  55. Muchas gracias por tus visitas y comentarios. Me alegro que este asunto del relevo nos haya hecho coincidir, además veo que tenemos algunos amigos comunes, cuenta con un más, que vendrá por aquí cuando publiques. Suelo andar muy mal de tiempo y casi siempre de los últimos a los comentarios, pero suelo llegar.
    He leído esta entrada y en un acto de fe (que los dibujos son estáticos) he tratado de detener el movimiento. No lo he conseguido. Misterios de la mente. Un saludo, Marisa.

    ResponderEliminar
  56. He leído a Punset y adhiero a sus planteamientos. El alma está en el cerebro y todo lo que nos hace humanos, demoníacos y divinos. La realidad no es tal en tanto no es una entidad dada e inamovible fuera de nosotros, nuestro adentro perceptual arma la realidad tanto en lo cognitivo como en lo emocional. Un asunto apasionante éste!. Las imágenes son geniales, bueno, el Arte Cinético trabaja con estos principios... Vasarelly a mi me encanta!. Como siempre, un gusto venir a verte-leerte y también como siempre un gusto tenerte conmigo.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  57. JUAN CARLOS:

    Tu comentario es precioso, Juan Carlos.

    "Hermoso es el mundo con millones de colores, lugares, caminos y opciones. Pero solo cada quien decide lo que de él le gusta. Entonces lucha y se esfuerza por ello, aunque para los demás no valga la pena tanto esfuerzo".

    Me gusta este párrafo que has dejado. Yo estoy en el grupo de los que luchan y se esfuerzan por conseguir lo que le gusta y quiere. Sin ánimo de adularme, entiendo que esa opción es la más inteligente y de sentido común. Más tarde se comprueba si el esfuerzo ha valido la pena o, por el contrario, ha sido un regalo demasiado valioso para un ente que no conoce el sentido de reciprocidad o jamás ha estado cuando imperiosamente lo has necesitado.
    La decepción es grande, pero para eso está nuestro cerebro, para realizar la cura de la que venimos hablando.

    Has sido muy amable con tu visita y comentario. Si dices que mi blog refresca tu pensamiento, tu pensamiento ha refrescado mi blog, y, en definitiva, mi cerebro.

    UGracias, y un fuerte abrazo, Juan Carlos.

    ResponderEliminar
  58. MANUEL:
    Ha sido toda una suerte haber coincidido con el proyecto de "El relevo bloguero".
    Yo también volveré a visitarte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  59. DESDELATERRAZA-VIAJARALAHISTORIA:

    No hay nada que agradecer. Tu blog es magnífico, y yo también me alegro de que "El relevo bloguero " nos haya podido poner en contacto.
    En cuanto al tiempo para leer y responder, te entiendo perfectamente. Yo siempre que puedo, lo hago, pero a veces no es tan fácil; jamás es por desinterés.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  60. EVA MAGALLANES:

    Vasarely es un buen representante del Op-Art, totalmente de acuerdo, Eva.
    Para mí también es un placer leerte.

    Besos y buen fin de semana, Eva.

    ResponderEliminar
  61. He leído algo de Punset y por supuesto he rescatado cosas interesantes.

    Creo que todo suma cuando una busca respuestas o esta en proceso de cambios.

    Me ha encantado Marisa, estos temas me apasionan.

    Besosss!!

    ResponderEliminar
  62. Querida Marisa: siempre tienes la virtud y la originalidad de crear entradas que nos traen interrogantes e interesantes reflexiones. Ahora recuerdo que un compañero del trabajo me recomendó un libro titulado, si no recuerdo mal, "El cerebro nos traiciona". ¿Lo conoces? ¿Hay lucha entre corazón y cerebro?
    Un beso mi querida y admirada amiga

    ResponderEliminar
  63. ADRIANA ALBA:
    Me alegro de que hayas disfrutado, Adriana. El navegar por la mente sé que te gusta.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  64. RAFAEL MULERO VALENZUELA:

    No conozco ese libro, Rafael, así que no puedo darte referencias. Pero no creo que el cerebro nos traicione, simplemente es la mejor alarma de la que disponemos y el mejor amigo que siempre está cuando lo necesitamos.

    Me halaga que mis escritos lancen interrogantes y reflexiones. Realmente, siempre están ahí y en todos nosotros, solo que ya sabes...el cerebro a veces lo saca a la superficie y otras, lo oculta.

    Un enorme beso, mi querido Rafael.

    ResponderEliminar
  65. Marisa, no tuve la oportunidad de leer el libro, pero seguramente lo haré luego de los comentarios halagadores que has hecho.
    Te dejo un beso enorme.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  66. HUMBERTO DIB:

    Me alegro de haberte despertado esa curiosidad por la lectura del libro, Humberto. Estoy segura de que no te va a defraudar.

    Mi beso también para ti.

    ResponderEliminar
  67. Hola Marisa

    ¡¡ Que interesante tu entrada!!

    Sobretodo para quienes no hemos leido a Punset... lo confieso (En realidad, casi no leo mas que libros de "texto", que desastre! )

    Creo que en esa cualidad de nuestro cerebro puede radicar la maravillosa singularidad humana. Si no percibimos la informacion de la misma manera... es evidente que nos enfrentaremos a los problemas con soluciones diferentes cada vez!

    ¡Que bonito!

    ... y que terrible cuando se quiere imponer una unica vision del mundo a la fuerza... que enorme desperdicio de cerebros, y visiones, y complicaciones, y soluciones...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  68. PRUNUS AVIUM:

    Yo también creo que en esa diversidad de "visiones" sobre un mismo concepto o experiencia radica la singularidad humana, Prunus. Y también comparto contigo que tanta, tanta singularidad a veces es...terrible, sobre todo, en las distancias cortas... :-)

    No sé por qué intuyo que tanto libro de texto en tus manos anuncia exámenes... Buena suerte si estoy en lo cierto (en caso contrario, ya sabes...la singularidad tan particular del cerebro...)

    Besos.

    ResponderEliminar
  69. Muy bueno! El cerebro es tan complejo que creo que apenas podemos comenzar a comprenderlo. Es un tema fascinante.
    Me gustó mucho la publicación, y voy a tratar de leer el libro de Punset cuando pueda.
    Un gran abrazo desde el fin del mundo!

    ResponderEliminar
  70. WILLIAM:

    Aunque la neurología ha avanzado bastante, aún hay muchos aspectos que estoy segura de que le falta por descubrir y explicar. Estoy contigo en que es un tema fascinante: conocer nuestro cerebro para llegar a conocernos a nosotros mismos. Tentador y no exento de peligro...
    Si te animas a leer este libro de Punset, estoy segura de que no te defraudará; a mí me aportó una visión "distinta" de ver el mundo y lo que nos rodea.

    Besos para el fin del mundo.

    ResponderEliminar
  71. te contaré algo, hoy iba con mi hijo pequeño hacia la playa, y una señora suspiro y dijo:: me pesa hasta el alma, mi hijo enseguida se rió y me dijo: Mamá si el alma no pesa ni duele es ligera, vuela, entonces yo le pregunté: y tú la sientes Hijo y el dijo: nooo pues no pesa , me hizo pensar y al ver este post diciendo que el alma está en el cerebro me hace pensar más aún.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  72. CARRACHINA:

    Me has hecho sonreír con la anécdota de tu hijo. Estoy con él: pesa mucho más nuestro cerebro que ese alma volátil y ligera de la que habla tu hijo.

    Por cierto, libro altamente recomendable.
    Un fuerte abrazo, Carrachina.

    ResponderEliminar

Ningún comentario será desechado salvo que se trate de vía spam. Agradezco la no inclusión de referencias publicitarias, comerciales o de autopromoción. Gracias por su tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...