jueves, 8 de enero de 2015

MANZANAS LITERARIAS: 5º (y último) MORDISCO



MANZANAS  LITERARIAS: 

QUINTO (y último) MORDISCO


SIGLO XX Y XXI

Desde la poesía a la novela, pasando por conocidos cuentos impertérritos al paso del tiempo, la manzana ha seguido floreciendo con su exquisito aroma en la tierra fértil de plumas, versos y alfabetos. Fruta del  pecado, estandarte del erotismo y el sexo. Significados que no va a perder en nuestros dos últimos siglos pero significados que también se van a enriquecer con múltiples matices. Quedan invitados, si gustan, al ágape final de manzanas literarias.



1) Las manzanas de La Metamorfosis de Kafka.

Comencemos por esta novela tan extraordinaria como peculiar. Las manzanas también tienen cabida en ella y son convertidas en arma arrojadiza que lanza el Sr. Samsa sobre su hijo Gregorio al verlo convertido en un gran insecto. Gregorio sustentaba a la familia con su trabajo pero esta metamorfosis inexplicable no le permitirá seguir haciéndolo, lo que hace que el padre, no precisamente muy trabajador, tenga que volver a trabajar y, rabioso, le bombardea con manzanas:

Era una manzana; inmediatamente siguió otra: Gregorio se quedó inmóvil del susto; seguir corriendo era inútil, porque el padre había decidido bombardearle.



Esta escena, aunque no lo parezca, tiene similitudes con la manzana del Paraíso. Para la familia de Gregorio, que este los mantuviera y ellos no pegaran golpe, era como un Paraíso. Ahora bien, cuando esta situación se rompe y va a ser el padre quien tenga que trabajar, para el Sr. Samsa esto es como un exilio o destierro del Paraíso, comienza su sufrimiento y su necesario trabajo para poder sobrevivir como Adán y Eva.  Y estas manzanas que le arroja a su hijo así lo simbolizan. Incluso una de ellas se le incrusta en el caparazón.
Por tanto, manzanas en manos de hombre en esta ocasión vienen a significar el “pecado” cometido no por una mujer, esta vez, sino por un hombre: el haberse convertido en insecto. Castigo: expulsión de la vida que llevaban.



2) La manzana de Blancanieves de los Hermanos Grimm.

Pasemos al archiconocido cuento de la bella Blancanieves. La manzana es el eje motor de toda la narración. Recuerden que la madrastra de la joven, movida por la envidia y tras varios intentos fallidos de cargársela, se disfraza de granjera y le ofrece una manzana a la chica, cuya mitad colorada está envenenada. Cuando la joven la ingiere, cae en un profundo sopor del que no saldrá hasta que llegue el beso del hermoso principito.


Ilustración de Carl Offterdinger


-¿Temes que esté envenenada? -dijo la vieja-; mira, corto la manzana en dos partes; tú comerás la parte roja y yo la blanca.
La manzana estaba tan ingeniosamente hecha que solamente la parte roja contenía veneno. La bella manzana tentaba a Blancanieves  y cuando vio a la campesina comer no pudo resistir más, estiró la mano y tomó la mitad envenenada. Apenas tuvo un trozo en la boca, cayó muerta.

La manzana en manos de una mujer significa veneno y por extensión simbólica, envidia y maldad.



3) Las manzanas de Andrés Trapiello.

Entremos en el edénico vergel de la poesía. El leonés, Andrés Trapiello, en su poema titulado Las manzanas, hace un tratamiento de esta fruta hasta ahora totalmente original si tenemos en cuenta el recorrido que llevamos hecho en anteriores entradas;  el significado generalizado de ellas, desde la antigüedad clásica hasta el siglo XIX (veremos que en el XX también), era de erotismo, sexualidad o cuerpo femenino. Observen el enfoque de Trapiello:


René Magritte, El Hijo del Hombre


LAS MANZANAS
(…)
Manzanas de Septiembre, aromadas manzanas.
recuerdo aquellas tardes otoñales y mías
como una salve antigua, tristes, gregorianas.
Aquel sentir lejano que llegarían días
en que yo recordase, desvanecido el mundo.
(…)
Cómo seré yo entonces, recuerdo que pensaba
en las doradas tardes, sin suponer siquiera
que en aquellas manzanas tan ásperas estaba
escondido el entonces, el será, el es y el era.

Utiliza la manzana con un simbolismo existencial: el paso del tiempo. El fue, el es y el será estuvieron y están escritos en el néctar de esas manzanas de su infancia.



4) Las manzanas de Pablo Neruda.

Hablar de poesía es hablar de Pablo Neruda. Lo esperable es que les dejara su conocida Oda a la manzana pero todos ustedes ya la conocen. He preferido elegir algunos versos de dos de sus composiciones de Cien sonetos de amor(1959).


MAÑANA

Plena mujer, manzana carnal, luna caliente,
espeso aroma de algas, lodo y luz machacados (…)



William Glackens, Desnuda con una manzana


DESNUDA

Desnuda eres tan simple como una de tus manos,
lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente,
tienes líneas de luna, caminos de manzana,
desnuda eres delgada como el trigo desnudo. (…)

Sobran las interpretaciones ante la intensidad y lujo de estos versos.  Nuestra manzana en boca de un hombre vuelve a identificarse deliciosamente con el cuerpo de una mujer, con esas curvas que son caminos, con esos caminos que son desnudez. El erotismo vuelve a ser el traje de gala de nuestra manzana.



5) Las manzanas de Rubén Darío.

Y seguimos por ese camino hermano, el de la poesía hispanoamericana. Le llega el turno al nicaragüense Rubén Darío, padre del Modernismo que también sucumbió al encanto del dulce fruto:


PALABRAS DE LA SATIRESA

Un día oí una risa bajo la fronda espesa,
 vi brotar de lo verde dos manzanas lozanas;
 erectos senos eran las lozanas manzanas
 del busto que bruñía de sol la Satiresa.



Del preciosismo que supuso el Modernismo brotan dos manzanas que en la retina del poeta se asemejan a dos erectos senos. Rubén Darío sigue la fiel tradición grecolatina de esta identificación: busto femenino con las manzanas.



6) La manzana de Gioconda Belli.

Y seguimos un ratito más en Nicaragua, esta vez acompañando los maravillosos versos de una mujer tan singular como sus versos: Gioconda Belli.  En esta increíble composición (que recomiendo, si me lo permiten, que la busquen y lean completa porque es una joya),  la Eva que conocemos del Paraíso se revela contra Adán y advierte sobre el sabor amargo de la manzana una vez comida. La recreación actual que Gioconda Belli hace del mito es francamente magistral:


EVA ADVIERTE SOBRE LAS MANZANAS

Con poderes de Dios
 -centauro omnipotente-
 me sacaste de la costilla curva de mi mundo
 lanzándome a buscar tu prometida tierra,
 la primera estación del paraíso.

Todo dejé atrás.
 No oí lamentos, ni recomendaciones
 porque en todo el Universo de mi ceguera
 solo vos brillabas
 recortado sol en la oscuridad.


Y así,
 Eva de nuevo,
 comí la manzana;
 quise construir casa y que la habitáramos,
 tener hijos para multiplicar nuestro estrenado territorio.
 Pero, después,
 sólo estuvieron en vos
 las cacerías, los leones,
 el elogio a la soledad
 y el hosco despertar.
(…)
Para nunca jamás
 esta Eva verá espejismos de paraíso
 o morderá manzanas dulces y peligrosas,
 orgullosas,
 soberbias,
 inadecuadas
 para el amor.

El significado que se otorga a la manzana, al igual que ocurría en el caso de Andrés Trapiello, también es original: simboliza, esta vez en boca de mujer, el desengaño, la traición, la amargura de un desamor.



7) Las manzanas de Octavio Paz.

Y nos vamos a Méjico, entre los surcos de los versos de Octavio Paz entre los que se encuentran también las semillas de las manzanas, no amargas como en el caso anterior, sino dulces:


Aurora Jareño Bonilla, Como manzano entre árboles silvestres
www.aurorajarenobonilla.blogspot.com


ELOGIO

(…)
Y a veces, bajo su sombra, he comido sin miedo los frutos de una amistad
parecida a las manzanas
Y he conversado con ella y con su marido y su cuñado como hablan entre
sí el agua y las hojas y las raíces.

La manzana se identifica con la amistad femenina, más concretamente con la dulzura de una amistad. Lejos estamos del enfoque carnal de tiempos atrás. Visión también original desde el punto de vista literario.



8) Las manzanas de Federico García Lorca.

El ágape del pomar termina en Granada, ciudad de vida y muerte para nuestro querido Lorca. En las dos composiciones que he elegido brillan manzanas, pero con un significado radicalmente distinto. En la primera,  el significado de erotismo y sexualidad aplicado a la manzana, es más que evidente:




MADRIGAL DE VERANO

Junta tu roja boca con la mía,
¡Oh Estrella la gitana!
Bajo el oro solar del mediodía
Morderá la manzana. (..)
Junta tu roja boca con la mía,
¡Oh Estrella la gitana!
Déjame bajo el claro mediodía
consumir la Manzana.

En la segunda composición, la amargura de la muerte que acecha, que se intuye, que se huele, que se palpa entre los cipreses granadinos, se mezcla con la dulzura del sueño de las manzanas, con el deseo de morir en tranquilidad. Muerte tan dulce como el néctar de la manzana.


GACELA DE LA MUERTE OSCURA

Quiero dormir el sueño de las manzanas,
alejarme del tumulto de los cementerios.(…)
Quiero dormir un rato,
un rato, un minuto, un siglo;
pero que todos sepan que no he muerto;(…)
Porque quiero dormir el sueño de las manzanas
para aprender un llanto que me limpie de tierra;(…)


APROVECHO PARA DESEARLES A TODOS UN MUY FELIZ, JUSTO Y CUERDO AÑO 2015 DESPUÉS DE ESTA LARGA AUSENCIA. QUE EL AÑO LES SEA PRÓSPERO EN CREATIVIDAD Y SUEÑOS.





32 comentarios:

  1. Me alegro de tu vuelta, Marisa, y te traslado tus deseos para el 2015 como el reflejo de un espejo.
    Felicidades por esta entrada tan original. Me ha gustado mucho, y es que desde que Eva le dio a morder la manzana a Adán, esta fruta ha dado mucho juego literario.
    Besos y no nos dejes durante tanto tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ VÁZQUEZ:

      Gracias, Mª José. Esta fruta ha dado mucho juego...y tiempo (más del que yo hubiese deseado). Pero la receta queda concluida.
      Muchos besos y gracias por pasarte.

      Eliminar
  2. ¡Fantástico , gracias a ti, soy un erudito en la paradisíaca fruta!
    ¡Qué el Nuevo año te depare Paz y Bien!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANDRÉS LÓPEZ:

      Ya será menos, querido Andrés...:-)
      Te deseo todo lo mejor para este año.
      Besos.

      Eliminar
  3. Buenos días Marisa:
    Ya veo que ha merecido la pena la espera para leer esta entrada tan "fructífera" y muy bien trabajada. Muy bella como siempre y con unas imágenes preciosas (me quedaré con algunas de ellas). Es una alegría poder leerte porque como siempre aquí se aprende deleitándose.

    Un abrazo muy fuerte, Marisa. Y que este año que empieza sea, con manzanas; seductoras o intrépidas, un año feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIÁN:

      Bueno, si te soy sincera tenía ya ganas de acabar la saga de la manzana para tener más libertad para escribir sobre otras cosas.
      Gracias sinceras por animarme a ello.
      Tú sí que te mereces lo mejor para este año.

      Un besazo.

      Eliminar
  4. Un caso impactante fue el de Turing, el descifrador de la máquina Enigma, estaba fascinado por la película "Blancanieves" y decidió suicidarse mordiendo una manzana envenenada.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MIGUEL ZUERAS:

      Bienvenido al blog, Miguel.
      Muy bien traído el ejemplo de manzanas envenenadas ingeridas a propia voluntad.
      Gracias por tu participación.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. He disfrutado leyendo los mordiscos de la manzana, versos que destilan zumo de manzana, de diferentes manzanas, unas más dulces que otras, pero todas fuente de inspiración.
    Aprovecho para desearte un feliz año 2015.
    Un abrazo y feliz regreso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. VALVERDE DE LUCERNA:

      Es un placer que hayas disfrutado, amigo Valverde.
      Dulces o amargas todas ellas pero siempre fuente de inspiración.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Indudablemente un símbolo muy adecuado para la poesía. Manzanas, como los labios que se besan o que sonríen...como los senos, cono un rostro sonrojado. Dan mucho juego. Y tú les has sacado todo el jugo con un análisis loterario muy minucioso. Gracias por darnos a conocer un poquito mejor a las manzanas. Saludos y lo mejor para el 2015!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARCOS CALLAU:

      "Manzanas, como los labios que se besan o que sonríen...como los senos, cono un rostro sonrojado".

      Me ha encantado, Marcos. Admiro la poesía de tus letras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Vengo a mirarme en tu espejo, y extraer de él lo que nos dejas, en esta ocasión el remate, cierre de un ensayo serial, sobre las manzanas en el ámbito de la literario, a través de un periplo por el tiempo.
    ESta última entrega, nos acerca a autores modernistas, vanguardistas y contemporáneas, para ratificar que la manzana ha sido elemento insoslayable en la poesía y la narrativa. Kafka no escapó a este embrujo. Emblemática la manzana adosada por el golpe a su lomo membramoso. La manzana con alegoría de violencia, pero vienen, en tu magnífico ensayo, otras alusiones, en el campo de lo erótico. A propósito de la manzana como pecho y pezón, me hizo acordar de la figuración en alguno de mis cuentos, al pecho de mujer, como uva que embriaga. UN abrazo. Lo mejor par vos, bella, en el 2015. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CARLOS AUGUSTO PEREYRA MARTÍNEZ:

      Querido Carlos:
      Tu comentario es una glosa poética de mi trabajo que solo puedo agradecerte, y admirar el engranaje lírico de tus palabras.
      Gracias.

      Un beso, Carlos.

      Eliminar
  8. Pocos frutos han estimulado la imaginación de los literatos, sea en verso, sea en prosa, como la manzana. Como un buen postre, esta última entrada se ha hecho esperar un poco, pero ha merecido la pena. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DLT:

      Sí que se ha hecho esperar, amigo Dlt. Pero es una satisfacción que te haya gustado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Al menos he llegado al último mordisco... El viaje ha sido largo, así que... esperaré a la próxima fruta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ODISEO DE SATURNALIA:

      Un solo mordisco en ocasiones es suficiente para catar tan delicioso fruto. A veces mortal.

      Saludos.

      Eliminar
  10. ¡Fantástico recorrido! Que bueno que este quinto mordisco, aunque tarde, no me pasó desapercibido. Muchísimas gracias; Marisa.

    Te dejo un abrazo muy fuerte, ando apartada de los blogs ( del mío en especial) metida en otros proyectos. Volveré cuando me libere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MYRIAM:

      Muchas gracias, Myriam y mucha suerte y ánimo en esos proyectos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hacía muchísimo tiempo que no sabía nada de ti, tampoco te he visto haciendo comentarios a amigos comunes, en fin, que mientras publicabas esos preciosos bocados de manzana, yo estaba en otra onda y no me he enterado de nada.
    Pero aún llego a tiempo para presenciar y leer este último bocado, ¡vaya paseo que nos has dado por la literatura poética en su mayor parte! Me ha encantado tu entrada y lo bien documentada que está.
    En cuanto a la pregunta que me haces...
    Suelo disolver la pastilla en un vaso no muy grande de agua, tampoco la echo toda de golpe, voy dejando reducir la salsa, si la veo muy espesa, añado más agua y si estuviese más suelta, la dejo más tiempo sobre el fuego para que reduzca y alcance la consistencia deseada.
    Otra opción a la hora de hacer el solomillo, es cortarlo primero en medallones y pasarlos por la plancha o una sartén con unas gotas de aceite muy caliente.
    El plato es fácil, sale siempre, la presentación es buena y el paladar lo agradece ¿se puede pedir más?
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  12. Marisa, llevo tiempo alejada del mundo blogger y ¡qué decir!, leerte me ha sabido a dulce mordisco del más bello fruto de la naturaleza. Existen tantas frutas, frutos, de variados sabores, olores, texturas y diseños asombrosos por sus colores y formas; pero la manzana es la reina. Es el fruto elegido por los poetas para escribir versos relacionados con el erotismo...Me alegra volver a leerte porque aprendo tanto y me seduce siempre aprender.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TATY CASCADA:

      Otro fuerte abrazo para ti.

      Eliminar
  13. Ha sido un trabajo precioso, los he leído todos, he de confesar que solo la primera y la última entrega con la suficiente calma, espero poder sacar más ratos para poder degustarlas como se merecen.
    Muchas gracias por ilustrarnos a través de tan rica y
    significante fruta.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ISHTAR:

      Muchas gracias a ti por tu tiempo y por tan amables palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. El blog lleva sin actualizarse desde enero. Esperemos que la autora no haya mordido una manzana envenenada ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TÍO ANTONIO:

      Alguna ha habido... ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Vi tu artículo muy original en absoluto, me encanta cuando la lectura no es aburrido y también su muy buen diseño blog. Gracias por darle una nueva inspiración para mí. hasta luego Obat Kolesistitis Kronis

    ResponderEliminar
  16. Respuestas
    1. VIOLETA:

      Siempre abrazos para ti, mi niña.

      Eliminar

Ningún comentario será desechado salvo que se trate de vía spam. Agradezco la no inclusión de referencias publicitarias, comerciales o de autopromoción. Gracias por su tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...