lunes, 29 de abril de 2013

CLAMANDO Y RECLAMANDO



CLAMANDO Y RECLAMANDO

(Diálogos Daltónicos II)


-          - Buenos días.
-         -  Buenos días.  Dígame…
-         - Verá, quisiera hablar con el Director del Banco.
-          - ¿Cuál es su nombre?
-         -  Fulanito Perroflauta.
-          - Ya… verá, el Director en estos momentos no le puede atender ni ayudar. Está ocupado.
-          - Ya… bien, en ese caso, entonces,  yo tampoco les puedo atender ni ayudar. ¿Podría ser tan amable de dar de baja mis cuentas y todas las tarjetas en este Banco?
-         -  ¿Cerrar sus cuentas? Verá caballero…
-          - Por supuesto que también la domiciliación de mi nómina, hipoteca  y la de todos mis recibos…
-          - Caballero,  ¿cuál es la causa de…?
-         -  ¡Ah! Y del Plan de Pensiones, y de los Fondos de Inversión…tres en total… Le indico el número para facilitarle el trabajo, ¿sabe?
-          - Vamos a ver caballero, un momento de tranquilidad. ¿Sería tan amable de indicarme las causas de este descontento con nuestra entidad bancaria?
-      -    … Por cierto, también dé de baja todas las cuentas de mi esposa, nómina e inversiones. Creo que le voy a dar mucho trabajo… siempre ha sido muy ahorradora…
-          - Caballero, haremos una cosa si usted lo tiene a bien. Informaré al Director y en un instante le recibirá en su despacho.
-          - ¿No me ha dicho usted que estaba ocupado? No, no le moleste usted, por Dios, no vaya a perder por mi culpa alguna transacción económica importante…
-          - No es una molestia, caballero. Si es usted tan amable de esperar tres segundos, el Director inmediatamente le recibirá…

(Tres segundos exactos)

-          - Buenos días, caballero. (Estrechamiento de mano efusivo) Soy el Director. Pase, pase a mi despacho, si es tan amable. No esté de pie, siéntese, siéntese, por favor. ¿En qué le puedo ayudar?
-         -  Bueno… creo que en nada. El compañero de Caja me ha dicho que no me puede ayudar, y yo no quisiera hacerle perder su valioso tiempo…
-          - Estos empleados… discúlpele, lo lamento. Usted, don Fulanito Perroflauta, es un gran cliente de este Banco como así atestiguan sus cuentas, usted tiene preferencia para ser atendido, por supuesto.
-          - Ya, ya… y hablando de preferencias… ¿No son un poco extrañas sus preferencias, señor director?
-         -  Uhmm… no sé a qué se refiere exactamente, caballero…
-          -Verá, a mis suegros, los dos pensionistas con retribución no contributiva, también los calificó hace unos meses de “Clientes Preferentes”, aquí, aquí mismo, en la misma silla en la que yo estoy sentado. ¡Qué ilusión les hizo, señor Director! Ellos, una pareja de ancianos que padeció el robo y miseria de la posguerra, que no eran nadie y que se pasaron toda su vida trabajando, y usted ahora los calificaba de ¡Clientes Preferentes! Les hizo muy felices, señor director. Dios le premie por tanta generosidad… Les invitó a depositar sus ahorros  -pocos, señor director, porque mi suegro ha estado siempre en una silla de ruedas y no han podido vivir “por encima de sus posibilidades”, ni tan siquiera yéndose a Benidorm con el IMSERSO-  , y, una vez depositados en su entidad financiera, han descubierto  -por la prensa-   que no van a poder disponer de ellos hasta que las ranas críen pelo. ¡Qué gran labor la de ustedes, los banqueros, que velan para que no se produzca el despilfarro de los ahorros de los jubilados y discapacitados! Ustedes les guardan a buen recaudo y para toda la vida sus míseros ahorros ¡no los vayan a derrochar bailando “Los pajaritos” en Salou! ¡Gran labor la suya!
-          - Verá usted… si el problema de retirar todas sus cuentas y las de su esposa, está en las Preferentes que adquirieron,  libremente, sus suegros… podríamos llegar a un acuerdo, caballero. Sería un caso excepcional, pero podríamos reingresarle lo invertido en las Preferentes en cuestión de días… A cambio, usted sería tan amable de seguir confiando sus estimables cuentas e inversiones a esta entidad bancaria que vela por…
-         - Pues no sé si será buena idea la que usted me ofrece… A mi suegro le gusta mucho el marisco ¡y mira que el médico ya se lo ha advertido! Por eso del colesterol… ya sabe usted. Y disponiendo de sus ahorros, a ver si ahora se zampa una mariscada y le da un ataque de gota, y va a ser peor el remedio que la enfermedad…
-         - Bueno, bueno… vamos a ver,  señor Fulanito Perroflauta... Mañana que se personen aquí sus suegros junto a usted y arreglaremos en confianza el tema de sus Preferentes en cuestión de minutos…
-          -Y hablando de confianza como usted dice, señor director…, porque ya tenemos confianza ¿verdad?
-          -  Por supuesto, por supuesto, caballero…
-          - Me podría decir ¿en qué invierten ustedes mi dinero, el de mi mujer, el del vecino del quinto o el del quiosquero de la esquina? Nosotros depositamos nuestros ahorros en su entidad bancaria y ustedes lo invierten en lo que desean sin preguntárnoslo y sin proporcionarnos ningún beneficio… ¡Qué gran negocio, señor director!
-          - Verá usted….
-          - Si le soy sincero, yo he venido esta mañana solo a hacerle esta pregunta. Ayer oí  que un Banco lo invertía en Empresas de Armamento y otro… en actividades muy poco legales. Y me dije yo: “Perroflauta, Perroflauta… no me gustaría que con tu dinero estuvieras contribuyendo a carreras armamentísticas que arrasan y asfixian a tantos a países tercermundistas…” Y no pude dormir, señor director, le juro que anoche no pegué ojo pensando en esto. Por eso me decidí a venir esta mañana y preguntarle ¿en qué invierte este Banco un dinero que yo le proporciono a interés cero, que le presto para hacerle engordar sus beneficios, y que, en algunos casos, ni devuelve  -como en el caso de las Preferentes-, por no citar lo que me cobran por realizar cualquier operación, transferencia o mantenimiento de cuentas y tarjetas, es decir, por prestárselo?
-          - Mire usted, la coyuntura económica de los Bancos…
-        -  ¿Coyuntura? ¡Coyunda! ¡Coyunda, más bien diría yo, señor director! Que en el castellano de mi pueblo es joder. Y como el refrán reza, “Joded y jodamos, que todos somos hermanos”, retiro mis generosas cuentas e inversiones de su lupanar. Y no sé yo si no acabarán entrando en voto de castidad, porque también las retirarán de su entidad bancaria en las sucursales de Bollullos de Arriba, de Abajo y de En medio, todos los vecinos, los afectados “preferentados” y los salvados “preferentantes”. Sin nuestro dinero, no hay coyunda. He dicho. Y como supongo que me cobrarán comisión por la  transferencia de mis cuentas a otro Banco, me van a dar mi capital en efectivo, billete tras billete… y a ser posible, en billetes de cinco…

71 comentarios:

  1. Marisa yo estoy negro, tiznado, cabreado, indignado y no sigo porque se me sube la tensión, yo he pedido que el mundo se pare que quiero bajarme.
    La banca son todos y dogo bien, TODOS, son unos ladrones, en la edad media no se permitía cobrar intereses entre cristianos que se prestaban dinero y de ahí hemos pasado a que te saquen la sangre, te echen de tu casa y les sigas debiendo dinero.
    Me voy a tomar una tila, grrrrrrrrrr.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ÁNGEL IVÁN:

      En épocas de vacas gordas, quizás pocas personas se planteaban esta cuestión que, humorísticamente, he querido reflejar en esta colección de "Diálogos Daltónicos". No hay mal que por bien no venga: por fin la sociedad se plantea, ve con sus propios ojos y siente en su propia piel, el timo tan bien montado de los Bancos, sistema inculcado y aceptado por toda la sociedad: les prestamos nuestro dinero a cambio de NADA; es más, pagamos porque nos "guarden" nuestro dinero, esto es, pagamos por prestar nuestro dinero... Demencial.

      Sí, como decía Mafalda: que se pare el mundo que yo también me quiero bajar...
      Que te aproveche la tila, Ángel.

      Un besote.

      Eliminar
  2. ¡Muy bueno, Marisa!
    Lo terrible es que es la cruel realidad.
    El servilismo de los directores de banco sin escrúpulos nunca había sido tan descarado como en estos tiempo.
    Yo le hubiera pedido mi capital en monedas de euro, y una vez reunidas, le haría cambiármelas por billetes.
    Por "coyunda" que no quede.

    ResponderEliminar
  3. ¡Muy bueno, Marisa!
    Lo terrible es que es la cruel realidad.
    El servilismo de los directores de banco sin escrúpulos nunca había sido tan descarado como en estos tiempo.
    Yo le hubiera pedido mi capital en monedas de euro, y una vez reunidas, le haría cambiármelas por billetes.
    Por "coyunda" que no quede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ VÁZQUEZ:

      Hola Mª José:

      Sí, es la tremenda realidad. Parte de este diálogo ficticio, es real. Pero no entremos en detalles, porque todos los conocemos.
      Genial lo de pedirle todo el capital en euros para, posteriormente, pedir el cambiarlos por billetes... He sonreído con tu comentario porque esta es precisamente la parte más real del diálogo...

      Encantada de saludarte y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Tiempo hacía que no me pasaba por acá, ¡y qué buen texto encuentro, Marisa! Que me ha encantado, por su calidad literaria, que siempre la tienen tus textos, y por la capacidad de transferirnos todo un panorama a los que, desde otros países, no logramos anoticiarnos bien de todo el asunto este de los bancos. Muy buen diálogo, lo he disfrutado.
    Estas líneas destaco:

    Ayer oí que un Banco lo invertía en Empresas de Armamento y otro… en actividades muy poco legales. Y me dije yo: “Perroflauta, Perroflauta… no me gustaría que con tu dinero estuvieras contribuyendo a carreras armamentísticas que arrasan y asfixian a tantos a países tercermundistas…”

    Y el cierre lleva toda una apelación social: "Sin nuestro dinero, no hay coyunda."

    Un gusto leerte. Un abrazo para vos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NOELIA:

      Yo también hacía tiempo que no escribía y me alegro de que el mismo día en que me decido a hacerlo, pueda saludarte.

      Este panorama bancario no es exclusivo de España. Es a nivel mundial. Los Bancos invierten nuestro dinero donde les place, incluidas empresas de armamento y otras "delicatessen" que no se caracterizan precisamente por el bienestar social. Y esto lo pueden hacer, en gran medida, gracias a nuestro dinero.
      No sé en Argentina, pero aquí en España, concretamente en Madrid, ya se ha creado una entidad bancaria que informa a sus clientes EXACTAMENTE donde invierte el dinero que le confían, que suele ser en fines sociales o en entidades que potencian el bienestar social. Y así lo hacen, y así lo justifican.
      Esto puede ser un punto de partida para poder mejorar el sistema bancario mundial, completamente demencial desde el punto de vista en que está planteado.

      Me alegro de que te haya gustado y también de saludarte, querida Noelia.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Si no fuera por la hermosa prosa y la ironía, creo que mi enfado subiría como las nubes.

    Un abrazo Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. IZARA:

      Pues esa es la filosofía de los Bancos, siempre la ha sido y sigue siéndola hasta que alguien (nosotros) hagamos algo, que podemos y debemos hacerlo.

      Un fuerte abrazo, Izara.

      Eliminar
  6. Diálogo delirante con trasunto real, muy real, macabro me atrevo a calificarlo. Hoy me despierto con la indemnización que se lleva Alfredo Sáez, del Banco de Santander; y la pobre gente sin poder cobrar las preferentes. En fin, no sigamos con los perroflautas como le llamas en tu relato dialogado. Me alegro de tu vuelta. Un cordial saludo, querida Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PACO HIDALGO:

      88 millones de pensión que se lleva el amigo (aunque la mitad se la lleve Hacienda, que a todos les gusta picotear el pastel...)

      El diálogo daltónico que os presento pretende provocar la reflexión, con sonrisa amarga, lo sé, sobre el abuso desmedido de los Bancos, sus directivos y su filosofía.
      ¿A quién le prestarías todos tus ahorros, con interés prácticamente cero, para que invirtiera lucrativamente en lo que le diese la gana, y encima le tengas que abonar cualquier operación que realices con TU dinero?
      ¿Le prestarías dinero a alguien que roba, literalmente, a jubilados y discapacitados (preferentes)?
      ¿Le prestarías dinero a quien desahucia y deja en la calle a miles de familias?
      ¿Le prestarías dinero sin interés a alguien que cuando tú se lo pidas, en cambio, te va a exigir el interés desorbitado de un crédito personal?

      Pues lo hacemos, Paco. Y lo hacemos todos. Ese privilegio se lo concedemos a los Bancos, así, porque sí.
      ¿No habrá que plantearse algunas cosas para dejar de ser así de estúpidos?

      Sí, retorno, Paco. Yo también me alegro de encontrarte y saludarte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Marisa querida..¡qué decir mujer!, si lo escrito en forma tan irónica y mordaz, es la realidad que se vive con la gran mayoría de las entidades bancarias, a nivel universal. Tú lo has dicho. Ya es tiempo de que estos señores comprendan que las ganancias deben ser justas, y no inmorales como en la actualidad.
    Un regreso con fuerza y claridad Marisa. Me alegra leerte y saberte con nítidos pensamientos humanitarios y sociales. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TATY CASCADA:

      Ya desde la antigüedad, querida Katy, el prestar dinero conllevaba unos beneficios por hacerlo. Y hasta cierto punto, es comprensible. Por eso mismo, la pregunta que lanzo en el diálogo es ¿cómo prestamos dinero a los Bancos (nosotros creemos que el favor nos lo hacen ellos al guardar a buen recaudo nuestro dinero) sin obtener, por la vía normal, NINGÚN beneficio a cambio, sino por el contrario además tenemos que pagarles por cualquier operación razonable que queramos hacer con nuestro capital? Y si nos lo prestan ellos...nos piden intereses desorbitados. ¿¿?? Sin entrar en las vergonzosas inversiones que hacen con NUESTRO dinero...

      No, no creo que comprendan nada, Katy. El dinero llama al dinero. Pero nosotros, ahora, en este triste momento por el que pasamos mundialmente, creo que ya lo vamos "entendiendo".

      La que se alegra de tenerte de nuevo por aquí soy yo.
      Muchos besos y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  8. Una entrada fantástica, dura, cruel pero sincera y con su toque de humor. Lástima que no todos los suegros tengan a Perroflauta a su lado sin el honor de ser preferente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PILAR V,:

      El señor Perroflauta podemos ser todos los que depositamos nuestro capital en manos de unos Mangantes Preferentes.
      Solo nosotros podemos decidir el hacerlo o no.

      Un abrazo, Pilar.

      Eliminar
  9. Antiguamente se les llamaba usureros. Recuerdo las manifestaciones del “no a la guerra”, empezaban, en el portal del BBVA , pues era el banco que más invertía en armamento, España es una de las mayores exportadoras de armas.
    La mal llamada crisis (esto es un sangriento asesinato con los recortes de sanidad, depresión social, un atentado terrorista a la cultura y a la educación etc…) la comenzaron los bancos queriendo sacar provecho de los morosos, dándoles créditos a cambio de desorbitados intereses…no deja de ser cínico que, el ministro de economía, estuviera en aquel tiempo en el Lehman Brothers.
    Amiga Marisa, qué decir de la exquisita y a la vez sarcástica sutileza, que plasmas a la hora de abordar la tragedia, de estas instituciones que, como cruces gamadas, queman nuestras entrañas y nos acercan al holocausto de las mas terribles de las miserias.
    Me gustó mucho tu cantar…Mi beso sin capital, pero con dignidad y mirando al frente, hacia la rebelión de las masas, ésas que hasta ahora eran idiotas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. KIMBERTRANCANUT:

      Ya está bien de que se culpe al ciudadano de a pie, al españolito currante que ha "vivido por encima de sus posibilidades", de esta nefasta crisis. La crisis la ha provocado la pésima y chapucera gestión de políticos y banqueros, unos robando con antifaz, otros con sonrisas de tiburón enseñando sus dientes al conceder créditos hipotecarios que bien sabían ellos por su condición de economistas que era un TIMO (por no entrar en detalles de Preferentes y demás...)

      Acabemos con esos privilegios prehistóricos que concedemos a la Banca por la cara. Sin nosotros, sin nuestro dinero y nuestras inversiones, no son nadie. Plantemos cara al problema y seamos nosotros los que sentemos las condiciones que queremos para nuestro dinero, NO ELLOS. Y si les parece bien, tan amigos. Si les parece mal, adiós muy buenas.

      En cuanto a las inversiones que hacen los Bancos en armamento con nuestros ahorros, ese es un argumento muy sólido para decir ya de una vez: basta.

      Me alegro de que te haya gustado mi cantar. Cantar plañidero, a pesar del toque de humor...

      Un beso, querido Kim.

      Eliminar
  10. MI bella Marisa. El negocio de la banca, es negocio redondo, que uno se explica cómo estas entidades crediticias pueden entrar en crisis y bancarrota. si no invierten un peso propio, y juegan en la bolsa con el dinero de los cuentahabientes. Pues, es en ese juego de invertir con el dinero ajeno, para llenarse aún más la panza,que se ponen en barrena. Y, no pierden su dinero, sino el de los ahorradores. Y si quiebran, el Estado, les inventa alguna fórmula (aquí el 4 por mil por cada transacción), para rescatarlos de la debacle.
    Aquí los paperos, maiceros, tenderos caen en desgracia económica, y el gobierno en lugar de mandarles un salvavidas, les bota es una ancla, para que acben de hundirse. Definitivamente, el mejor negocio es tener un banco. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CARLOS AUGUSTO PEREYRA MARTÍNEZ:

      Cuánta razón llevas, Carlos.
      Los Bancos no están en bancarrota, sino que no ganan los beneficios a los que están tan acostumbrados. Y claro, si hoy solo obtengo de beneficio 500 millones, y estoy acostumbrado a los 1000, pues me declaro en bancarrota.
      Aquí en España, el Estado también les ha inyectado cantidades millonarias procedentes de Europa. Y digo yo... si esas cantidades se les inyectan porque los ciudadanos no pueden pagarles sus hipotecas y créditos, ¿NO SERÍA MÁS SENSATO Y COHERENTE INYECTARLES ESE DINERO A LOS CIUDADANOS para que así puedan pagar a los Bancos y no quedarse en la calle? Con esta sencilla fórmula, AMBOS, Bancos y ciudadanos, cobrarían.
      Pero no, la cosa no es tan sencilla como cuento: no interesa hacer esto, interesa hacer lo que están haciendo ¿Por qué? Prefiero que cada cual saque sus propias conclusiones. Las mías, las tengo claras.

      Gracias por tu tiempo, Carlos, y un fortísimo abrazo.

      Eliminar
  11. Ya sé sabe que te encuentras en un Lupanar así... jajaja

    No, ahora en serio, clarificador diálogo de una realidad que golpea, excesivamente dura para demasiados, la verdad... no es justo (aunque esto ya lo sabemos casi todos)

    Ganas tenía de leerte ;)

    Besos sin cuenta y con preferencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DAVID:

      Menudo lupanar tienen montado los amigos banqueros, sí...
      Habrá que hacer algo, ¿no, David?

      Yo también tenía ganas de saludaros.
      Besos sin intereses ni comisiones.

      Eliminar
  12. Marisa, qué bien lo has dicho, con mucha chispa además. Pero es que con este sistema que se han montado, de que todo tiene que ser a través del banco...que no se puede cobrar ni nóminas ni pensiones ni nada ¿y cómo se sale de ésto? Pues no sé...Y eso de los créditos personales, hacen negocio con nuestro dinero y encima nos quieren vender el suyo a altísimos intereses. ¡nos toman por tontos! y te venden seguros de vida y yo qué sé. Bueno, a mi todo esto me recuerda a los relatos de Kafka.

    Besos, Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIÁN:

      Llevas razón en que desmontar el sistema bancario tal y como está planteado, es muy complicado. Pero no imposible. Las grandes guerras, jamás se ganaron en una sola batalla.
      Que nos hacen cobrar nóminas, pensiones y prestaciones por Banco... muy bien, al día siguiente lo retiro del Banco. Si no es el cliente quien exige sus condiciones, no tiene ninguna obligación ni necesidad de prestárselo a alguien que le impone sus condiciones injustas por hacerle un favor. No creas que poca gente lo hace , últimamente es muy habitual.
      No siempre han existido los Bancos, y la sociedad ha seguido funcionando. Lo que interesa a la Banca es crear esa necesidad y hacernos creer que no podemos prescindir de ella.
      Kafkiano, sí, Marián, muy bien dicho.

      Muchos besos.

      Eliminar
  13. Marisa, la crisis económica y financiera inducida, es una dura tragedia que se vive cada día con espanto y a veces con horror.
    Tus lúcidos y reveladores diálogos evidencias desde la ironía y la cruel realidad una terrible situación.
    Lo "positivo" de este drama ha sido la visibilidad de la Banca y sus consentidos métodos frente al infortunio de sus clientes, indefensos.
    Ahora toca tomar conciencia y actuar en consecuencia.
    Un acierto tus Diálogos daltónicos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FELICIDAD BATISTA:

      Gracias, Felicidad.
      Lo mejor de lo peor que está pasando, es que el ciudadano está saliendo de su letargo pasivo, y se está enfrentando día a día y cara a cara, con una realidad que aceptaba casi por inercia y en la que estaba sumido casi inconscientemente, y que le ha enseñado su más terrible faz.
      Estamos reaccionando ante muchas cosas injustas que asumíamos y, aunque el presente actual no es nada satisfactorio, creo que estamos encontrando un camino que está arrojando una luz muy reveladora.

      Gracias por tu tiempo y un fuerte abrazo, Felicidad.

      Eliminar
  14. Caeremos todos los humildes de la tierra y quedaran ellos en pie, subidos en una montaña de oro, el que nos habrán arrebatado. Leo tu diálogo y es como ser testigo de una injusticia, la que dejas retratada, la que simboliza toda la codicia, toda la usura, toda la tiranía del capital y del poder en la sombra, y me viene toda esa rabia que llevo tanto tiempo tratando de evitarme, porque no es sana. ¿Por qué diablos sigue teniendo un matiz peyorativo la palabra "antisistema"? De quienes tenemos que guardarnos, cada vez más, es de los "prosistema", siendo "el sistema" la parte sumergida de ese contundente iceberg que es tu diálogo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUAN HERREZUELO:

      Tu pregunta retórica vale su peso en oro, Juan. El valor peyorativo de la palabra "antisistema" no siempre es justo. No rebelarse contra una parte del sistema que es injusta, dictatorial,alienante y opresora, es lo que a mí me parece tan peligroso como aberrante.
      Ni todo el sistema está mal, ni todo el sistema está bien. Y admitir esto solo significa una cosa: libertad. Sin embargo, cuando adicionan valores peyorativos al asunto... me huele a cuerno quemado de Inquisición.

      Afortunadamente, en todas las épocas de crisis, el alma dormida despierta, aviva el seso y contempla, cómo se pasa la Banca, cómo se viene la pobreza, tan callando... Y actúa.

      Un fuerte abrazo, Juan, y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  15. Un buen ejercicio de crítica, con un punto débil: que que el dinero es trasferido a otra entidad gemela. Distinto su nombre, gemelo su ser.
    Pero me ha gustado mucho, muchísimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DLT:

      Fui consciente desde el primer momento de ese punto débil al que te refieres, Dlt, (hábil observación por tu parte) pero tenía que justificar -e insistir- de alguna manera en el cobro injusto de esa transferencia bancaria, como otras tantas operaciones que realizamos en los Bancos, con nuestro dinero, y que nos cobran por la cara sin necesidad ninguna de hacerlo excepto por la mera usura. A mí me parecen una tomadura de pelo, corrijo, una tomadura de pelo más si tenemos en cuenta todas las actuaciones bancarias: nos tratan como a idiotas. Les prestamos nuestro dinero para lo que deseen hacer con él, sin pedir nada a cambio, y cuando alguien se lo pide a ellos, el interés que te endosan es desorbitado. Por no entrar en otras cuestiones más serias...

      Me alegro de que te haya gustado.
      Un abrazo, Dlt.

      Eliminar
  16. El problema es ¿Que podemos hacer sin los bancos? Nos tienen pillados. A todos. Un abrazo, Marisa. paso siempre, aunque no deje rastro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIANO SANZ:

      Querido Mariano, yo me preguntaría lo contrario: ¿Qué podemos hacer CON los bancos? Sin ellos, cuando no existían, la humanidad sobrevivió sin traumas hasta lo que ahora somos. Con ellos, la situación actual es la que es, es decir, una tiranía injusta e innecesaria.
      Igual que nos planteamos una nueva filosofía política, deberíamos -por nuestro bien- plantearnos una nueva filosofía bancaria. Si somos nosotros los dueños de ese dinero que les prestamos, debemos ser también los dueños de las condiciones en las que se lo prestamos. Puede parecer utópico, pero también es de sentido común. ¿Prestaríamos dinero a un amigo y aceptaríamos que este, además, impusiera unas condiciones injustas por el favor?
      Pues con los bancos, pasa igual.

      He andado un poco desconectada de los blogs, Mariano, de ahí que mi rastro por el tuyo se haya perdido. No obstante, ya he dejado huella de mi presencia hace un rato, aunque no sé si después de leerla preferirás perderme el rastro,jejjeje.

      Un fuerte abrazo y gracias por tu tiempo, Mariano.

      Eliminar
  17. Nunca me llevé bien con los bancos porque, aunque no soy un experto en finanzas, he tenido mis "golpes de suerte modesta" con acciones que me han rentado un capitalito y nunca entendí lo de las comisiones (solamente les falta cobrarte por limpiarte los pies cuando entras en la entidad). Desde hace muchos años no les consiento el mínimo desplante: retiro mi dinero y todo y les dejo una pequeña calderilla para que no puedan anular mi cuenta (¡cómo les jode...!).
    El problema de los bancos en España es la fidelidad bobalicona: tus padres te abren una cuenta de ahorro en su banco y tiendes a mantenerla cuando ya eres adulto, cargándote la sana dinámica de la competencia sin acudir a la entidad que más te ofrece. Pero las cosas estan cambiando en la mentalidad de la población aunque no en la de los políticos, que son "las auténticas barraganas de la banca", como ya se ha visto con el rescate que hemos pagado, para que un señor se retire (por no estar limpio) con ¡88 millones de €! sin que ocurra nada en un país con más de 6 millones de parados en alza, con una población activa cada vez más empobrecida y peor tratada y con una juventud sin futuro. El panorama es acojonante...
    Un besín, Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JANO:

      Cómo me gusta lo que cuentas, concretamente lo de retirarles el dinero y dejar lo justo para pagar las facturas. Por fin alguien lo hace y sale ileso del intento. Eres justo la prueba que necesitaba para demostrar que se puede hacer. Y se debe hacer hasta que no modifiquen su política bancaria que es nefasta, por decir algo.
      Yo tampoco les paso ni una (tendría muchas anécdotas que contar sobre esto), lo saben y me respetan. Pero no es suficiente. Deben respetar y tratar igual a todos, y con especial cuidado y humanitarismo a los que están dejando sin hogar, a los que están obligando a quitarse la vida porque los están despojando de todo como consecuencia del timo hipotecario o el robo de las preferentes. Están desmantelando el bienestar de una sociedad junto con sus amiguitos los políticos (en algunos casos son la misma persona). Y tantas y tantas cosas más que todos sabemos...

      Te felicito por tomar esa decisión que llamaré "de la calderilla". Muchas cosas cambiarían si todos hiciéramos lo mismo... aunque también soy consciente de la bomba económica que supondría...

      Panorama "coyundido", sin duda.
      Un besote, Jano.

      Eliminar
  18. Me alegro que vuelvas a escribir. Un Beso

    Marian y Gloria

    ResponderEliminar
  19. Me alegro que vuelvas a escribir. Un beso

    Marian y Gloria

    ResponderEliminar
  20. Me alegro que vuelvas a escribir.
    Un beso
    Marian y Gloria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIAN:

      Gracias, chicas. Sabéis que me encanta y que agradezco que me leáis. Me he tomado un respiro... ya sabéis que mi cabeza últimamente ha estado muy ocupada... y ya veremos los resultados...

      Un besazo a las dos.

      Eliminar
  21. Ha valido la pena, esa larga espera en leer otra entrada tuya. Estaba tan desesperado, que no sabía si abrir la espita del gas o ir al banco a sacarlo todo. Y decidí, primero, ir a sacar todo el dinero que tenía en la libreta, y luego, abrir la espita del gas. Pero cuando llegué al banco, vi que la tenía a cero, y encima, los hijos de puta me han devuelto el recibo del gas y me lo han cortado.
    Y por eso te puedo comentar...

    ¿Te das cuenta, Marisa, que para que un banco de dinero es necesaria la firma del director, del interventor, del cajero y de todos los gobernadores que haya, y que para recibirlo, basta que alargue la mano cualquier ordenanza, ya que para esta función todos están en servicio permanente?

    En la antigua Roma, se llamaban fastos, los días en que era lícito tratar los negocios públicos y administrar justicia, llegando a ser con el tiempo, considerado el día fausto como el día de júbilo, de alegría.
    Hoy en día, los días tienen dos caras: fastos para los bancos y nefastos para la clientela, pues no hay nada más triste y desesperanzado que luchar contra un imposible.

    La próxima vez que tardes tanto, me cortaré las venas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EMETORR1714:

      A ti te han cortado el gas y a mí me cortarán el blog si sigo en esta línea de "piedra molesta en el zapato",jajjjaja.

      Claro que me doy cuenta de lo que dices, que para ingresar dinero en un banco solo hace falta unas manos y el dinero, mientras que para sacarlo o pedir un préstamo se necesitan siete oposiciones a notaría. Y a eso iba justamente. Que les prestamos nuestro dinero de manera filantrópica, mientras que ellos nos lo prestan a interés desorbitado. Y oye, que lo vemos tan normal. Que como veas algo raro en ello, eres un antisistema, un perroflauta indignado o un misántropo perro verde.
      Pero las cosas, afortunadamente, están cambiando. Y más que cambiarán. Se necesita una concienciación social sobre determinados aspectos del sistema que son completamente injustos con una sociedad que creemos tan civilizada pero que a mí se me antoja verla esclavizada, segregada, manipulada y vapuleada.

      Me ha encantado ese recorrido semántico por los términos "fasto" y "nefasto" (ya sabes que la cabra suele tirar al monte). Qué gran razón llevas...

      La próxima vez no tardaré. Eres un quejica. Solo me he tomado un respiro necesario e inevitable. La verdad es que ya tenía ganas de saludaros. Sois un encanto.

      Un besote.

      Eliminar
  22. Estupendo escrito. Como he disfrutado leyéndolo
    .Has contado escribiendo y de una forma directa y divertida, lo que a muchos de nosotros nos gustaría decir hablando a nuestros banqueros.
    Yo creo que todos nos hemos sentido identificados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JORGE DEL NOZAL:

      Se les puede decir, Jorge, todos se lo podemos decir al igual que el señor Perroflauta...

      Me alegro de que te haya gustado.
      Un abrazo y gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  23. Buenos días, Marisa.

    Has narrado la realidad de la banca. Es el único idioma que entiende. Les duele que se les trate de tú a tú.

    Me alegro por lo que escribes, mas cuando yo soy "antibanco" hace mucho tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MANUEL BRITO:

      Me alegro de saber tu condición "antibanco". Creo que es una opción correcta mientras no empiecen a tratar al ciudadano (que es su principal materia prima) con la debida consideración, valor, justicia y respeto.

      Un fuerte abrazo, Manuel.

      Eliminar
  24. Jjejeje... El título del relato me ha recordado la frase de Valle Inclán sobre Echegaray: "Tiene la sangre llena de gerundios" Nos queman la sangre y sólo nos queda la acción simultánea en el tiempo.
    Los "bancarios" no diseñaron las estafas de las preferentes, subordinadas y similares; pero, abusando de la confianza de sus clientes, las colocaron de manera entusiasta... cuando no delictiva. En Derecho serían "cooperadores necesarios" y en un mundo justo tendrían la misma pena que los "autores intelectuales".
    Me alegra verte de nuevo por aquí, Marisa: ya pensé que nos habías abandonado :) Y te lo digo yo, que he entrado en modo espera jejeje
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XIBELIUSS JAR:

      A mí no me importaría una transfusión de gerundios de ese tipo; es más, os la he intentado hacer a vosotros...:-)

      La culpa última de las preferentes no es del extorsionado empleado del banco al que obligan a hacer el trabajo más feo y sucio si no quiere engordar las listas del paro (se me ha venido a la cabeza la película de "El verdugo" de García Berlanga) sino de los presidentes y dueños de esos Bancos y Cajas a los que ya deberían haber procesado. Pero vamos, que las preferentes solo son la punta del iceberg de una política bancaria que abusa del ciudadano y este lo consiente amablemente.

      ¿En modo de espera? Jajjaja. Qué quejica eres... Solo me he tomado un respiro inevitable, pero vuelvo. Cómo os voy a abandonar con lo que yo os quiero... :-)

      Abrazos fuertes, Xibeliuss.

      Eliminar
  25. Lo suscribo absolutamente... y hoy no lo hemos pasado mal ¿verdad? ¡Asco de bancos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. G.:

      Me alegro de que estés de acuerdo, y mucho, porque sé que no es fácil convencerte,jejjeje.
      Sí, no lo hemos pasado mal si exceptuamos la contaminación acústica... pero ya sabemos que sobre contaminación sabe mucho el lugar...;-)

      Un besito.

      Eliminar
  26. Además, merecen una bofetada en sus mofletudas caras de cerdos, Marisa. Esto es lo que se tendría que hacer con estos impresentables especuladores con dinero ajeno: todas, pero todas, las personas que posean una cuenta en un banco debería retirarla y que manejasen su dinero para perderlo por su brutal y ambiciosa pasión por la especulación. Es insoportable que nos roben con el beneplácito de Gobierno y leyes hechas por y para ellos. Mientras, ese señor que acaban de echarle del gran cargo de consejero (¡Oh, mente pensante donde las haya!) por estar enjuiciado y condenado, se lleva de jubilación 88 millones de € más el sueldo in secula seculorum que corresponde a tan alto pensador especulativo. Nos están hundiendo con el placer diferido de quienes no merecemos como gobernantes.

    Un fuerte abrazo, querida Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANTONIO CAMPILLO:

      Como siempre, querido Antonio, te sobra razón en todo lo que dices. Si quieren especular, que lo hagan con SU dinero. Pero el tema está cambiando, poco a poco, lentamente, sin estridencias (de momento) pero ya somos muchos los que no vamos a consentirles ni una más.

      Gracias por tu tiempo, Antonio.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  27. Solo hay que ver cómo ha cambiado la publicidad que hacen los bancos para captar clientes. Hasta hace unos años te decoraban la casa por domiciliar la nómina; que si televisor panorámico, que si 500 € de regalo, que si la PlayStation3... Qué derroche.
    Actualmente, a lo más que llegan es a no cobrarte las comisiones por según que servicios... Servicios que si no tienes un duro ya no utilizas. Menos mal que siempre podemos aferrarnos a los puntos estrella de "La Caixa" para sacar gratis una sartén. El problema está en cómo conseguir el huevo.
    Genial post, Marisa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANIQUILADORA:

      Jejjeje, genial, Aniki.

      Sinceramente, yo personalmente me alegro de que se haya acabado ese mercadillo bancario persuasivo y manipulador del ciudadano. Esas técnicas de marketing para captar clientes... funcionaban, pero...seguíamos el mismo perro pero con diferente collar.
      El huevo que dices que es difícil de conseguir, no lo conseguirás, los tienen todos ellos y, además de oro. Pero creo que esas gallinas doradas se le han rebelado ya a tanta tiranía...

      Me alegro de que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  28. ¡Hola Marisa! Me alegra mucho volver a leerte, eso lo primero. Lo segundo es decirte que has tratado el tema de los bancos con un tino impresionante. Desgraciadamente, a todos nos suenan esos diálogos más de lo que quisiéramos... Pero, supongo, que está en nuestras manos acabar con esas injusticias. Lo que no puede hacer uno es resignarse y dejar que se salgan con la suya. Con nuestro dinero que no jueguen, no más de lo necesario. Me encantó el final de ese diálogo.

    Tanto tienes, tanto vales. Qué triste que se nos clasifique según los dígitos del saldo de una cuenta bancaria...

    Muy bueno tu regreso, Marisa. Felicidades. Me hizo mucha gracia también el comentario de nuestro amigo Emetorr, jeje...

    Besos sin comisión, y buena semana, que ya casi se está acabando ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. KINEZOE:

      Hola Kine:

      A mí también me alegra mucho el volver a saludarte.
      Sí, esa es la política bancaria: tanto tienes, tanto vales. Me gustaría que hubieras oído una conversación telefónica que he tenido hace poco con la gestora bancaria que me tienen asignada. Me repatea que cuando tienes una cuenta saneada, te enseñen los dientes como tiburones y te ofrezcan todos los créditos que desees, te lo ofrecen por pasiva y por activa, te ponen el dinero en las manos aunque no lo quieras (saben que, en teoría podrás hacer frente a sus intereses). Ante el bochorno que estaba pasando por esa situación -para mí era ofensiva- le propuse amablemente que esos créditos tan beneficiosos se los fuera a ofrecer a esa gente que se está quedando sin casa y en la calle gracias a ellos, que no podía pagar la hipoteca que SU banco le exigía y acuden al suicidio como única vía de escape; le invité a que se los ofreciera a esos jóvenes emprendedores en paro que no pueden emprender nada porque ni le dan el crédito ni le dan facilidades con los mil y un permisos que pide el Gobierno para montar una pequeña empresa; le sugerí que... no sigo, Kine, porque te lo imaginarás.
      No creo que me vuelva a llamar aunque sé que también es el trabajo que desde arriba le obligan a hacer a una simple empleada.
      Desde entonces, antibanco total, por la sinvergonzonería que siguen teniendo con las clases sociales más débiles y desfavorecidas, en particular, y por su política bancaria, en general.

      Sí, nuestro amigo Emetor-Fan es un punto total, jejjje. ¡Anda que no tiene guasa, como dirían en tu tierra...! Es genial.

      Besos sin comisiones y buena semana también para ti.

      Eliminar
  29. Desde luego como la vida misma,,,un beso desde Murcia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ALP:

      Sí, desgracidamente, como la vida misma.

      Un beso, Alp.

      Eliminar
  30. He vivido y vivo esta situación, mis padres se han enterado hace un mes que tienen preferentes, mi cuenta ya no está en esta entidad. Estuve hace una semana en una asamblea de afectados y me dio pena comprobar como se han aprovechado de los ahorros de la gente humilde, gente mayor que guardó el dinero para tener tranquilidad en su vejez y ahora se han visto atrapados por las mentiras de los banqueros.
    No quiero seguir porque me domina la indignación solo de pensarlo.
    Un abrazo, Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. VALVERDE DE LUCERNA:

      Cuánto siento lo que dices de tus padres, Valverde, lo siento mucho. Me indigna el pensar ¿dónde está la mano de la justicia en estos casos? Creo que se ha quedado manca.
      Es por ello que obligan al ciudadano a tomarse la justicia por su mano -pacíficamente- , porque los culpables, los timadores, siguen indemnes -y seguirán- y continúan con una impunidad absoluta -y apoyo- para seguir haciendo lo que les viene en gana. ¿Esto es justicia?

      Un fuerte abrazo, Valverde, y mucho ánimo para tus padres.

      Eliminar
  31. Ay Marisa, tu relato me trae recuerdos (que mejor no recordar).
    El corralito en Argentina y sus nefastas consecuencias, gente muriendo en las filas para entrar a los Bancos que cobardemente nunca abrieron sus puertas y los políiticos de ésa época encubriendo la situación y fugándose del país, dejándolo en un total abandono (pero ellos misteriosamente pudieron sacar sus ahorros) y no perdieron sus casas, ni sus trabajos...
    En fin...parece la letra de un tango..."la historia vuelve a repetirse, mi muñequita dulce y rubia, el mismo amor, la misma lluvia el mismo, mismo loco afán" (claro que de amor no había nada, fué una historia de traiciones, empobrecimiento y desilusión de muchos argentinos)
    Te dejo un abrazo y me alegra mucho tu regreso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ADRIANA ALBA:

      Tremendo lo que vivisteis en vuestro país, en Argentina: el corralito. Los argentinos, mejor que nadie, sabéis perfectamente en qué consiste la corrupción política y banquera, y esa violencia e injusticia sobre el ciudadano. Con el tema de las preferentes (timo en inversiones que no se podrán recuperar nunca, a personas mayores) aquí en España se llegó a hablar de un "corralito encubierto". Y tan encubierto, porque ningún responsable ha sido procesado, y esas personas mayores siguen sin sus ahorros de toda la vida.
      El tango lleva razón, la historia vuelve a repetirse, porque el timo, la injusticia, el abuso fue rentable para algunos a coste de nada. Tremendo, Adriana.

      Yo también me alegro de volver a saludarte. Gracias por tu tiempo y un beso enorme, querida Adriana.

      Eliminar
  32. Ay Marisa, que tan bien expresas en tu relato una situación a la vez tan trite pero que parece tragicómica, porque una parte de los elementos que la componen, por parte de los que nos j..., ya se ve, lo ridículo de sus actuaciones, y al parecer, tan a gustico que se sienten y tan bobos, por no darse cuenta de tal ridiculez que con bobadas defienden.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TONY:

      La situación es grave, Tony. Admiro la paciencia y comprensión que está teniendo la sociedad ante el abuso y maltrato de sus dirigentes políticos-bancarios. No quiero ser catastrofista, pero igual que la historia de la burbuja inmobiliaria era la "crónica de un estallido anunciado", lo que está ocurriendo en nuestro país (y desgraciadamente, a todos los niveles) acabará también explotando ya que no puede retener en su interior más tensión y mantenerse en pie.

      Me alegro de volver a saludarte.
      Un beso, Tony.

      Eliminar
  33. ¡Genial, Marisa! Si nos pusiéramos todos de acuerdo en hacer lo que tu amigo Perroflauta, otro gallo les cantara. Yo, por mi parte ya lo he hecho. Tenía algo de dinero en una Caja en la que, en su momento, me vendieron preferentes. Tuve suerte de que mi hijo lo necesitara para estudiar y lo saqué a tiempo. Pero se acabó. Lo he quitado todo. Los ladrones de pobres pensionistas y ahorradores de céntimo a céntimo tienen que quedarse en la p... calle. Yo le llamo insumisión financiera. El otro día me dediqué, por puro entretenimiento, a devolver recibos cobrados a troche y moche y no te puedes imaginar el acoso del que he sido objeto durante unos días por parte de algunas empresas y entidades. Con decirte que como yo no les cogía el teléfono, no te exagero si te digo que me llamaban 20 veces al día, llamaron a dos de mis vecinas, te lo digo todo. Cuando se me pasó la furia de la insumisión financiera, volví a pagar todos los recibos, claro. Pero me he divertido un montón viendo hasta qué punto se ponen histéricos por un recibo sin pagar. Eso sí, no te puedes imaginar los mensajitos que les he enviado a los acosadores. Te lo ahorro porque creo que tiene más insultos que palabras. Un beso, amiga, me he divertido mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARTA C.:

      Toda montaña está construida con granitos de arena. Si todos aportáramos el nuestro, y no pensáramos que con nuestra única acción las cosas no van a a cambiar, las circunstancias podrían variar notablemente para nosotros y para nuestro bienestar.
      Admiro tu decisión. Todos deberíamos hacer lo mismo y conseguir una situación social más justa para todos.

      Me alegro de volver a saludarte.
      Muchos besos, Marta.

      Eliminar
  34. Lamentablemente cierto y crudo tu relato, Marisa. Hacen lo que quieren con nuestros ahorros. Y los únicos que son ayudados en esta crisis son los bancos. De locos. Besos y a aguantar el temporal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARCOS CALLAU:

      Gran verdad, Marcos. Un mundo de locos y para locos.
      Besos.

      Eliminar
  35. Has dado en el clavo, Marisa. Has contado perfectamente, y a través de una historia inventada, por otro lado muy real, la situación de mamoneo que sufrimos los pequeños ahorradores por parte de esos vampiros que se hacen llamar bancos. También soy una damnificada de la rapiña ejercida durante años (y más que veremos) por esos sñores ante la pasividad de la justicia.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CARMEN BÉJAR:

      "Pasividad de la justicia". Tú lo has dicho, Carmen. Ese es el verdadero problema.
      Gracias por tu tiempo y un beso.

      Eliminar
  36. ¡Eso y de los nuevos!
    Muy buena tu historia tan cargada de realidad, tan llena de ironía...

    Un besote cielo y perdona mis ausencias que ando muy liada y me prodigo poco por estos lares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 40AÑERA:

      Me alegro de que te haya gustado.
      No te preocupes por las ausencias, yo ando últimamente también como el Guadiana... todo en estas tierras se pega...

      Un besazo.

      Eliminar
  37. Joder Marisa, casi no entro en tu última entrada. ¡Buena siembra y buena cosecha!
    Yo espero que sepas de mi total acuerdo contigo. Solo un añadido, todos los movimientos a favor de masas sociales se iniciaron con un perroflauta.
    Me alegra tu vuelta. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUNO:

      Que no falten esos "perroflautas" querido Juno, porque en caso contrario... la manta y al monte...

      Gracias por tu tiempo y un besote.

      Eliminar

Ningún comentario será desechado salvo que se trate de vía spam. Agradezco la no inclusión de referencias publicitarias, comerciales o de autopromoción. Gracias por su tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...