domingo, 3 de marzo de 2013

SPECULUM HOMINIS



Fotografía: Marisa Vegas



SPECULUM HOMINIS


Piel tallada por el tiempo
ocultando huesos que opositan a polvo,
huesos actores de experiencias
 encarcelando almas que destilan cenizas.

Pésimos presagios se abatieron
sobre la raza llamada humana
cuando apropiándose de la maldad
la forjaron corona eterna,
de sus cabezas
de su corazón
de su mirada
de sus lenguas
de su deidad.

Dioses de ambiciones azabache carbón,
lobos de colmillos antropófagos,
depredadores diestros en la debilidad,
 exterminadores eternos de los afectos.

Cíclopes con parche en el ojo
divisando horizontes adulterados,
cazadores de recompensas baratas
custodiadas en el bolsillo de sus tumbas.

Homicidas del amor ajeno,
y del propio, por naturaleza,
que quien ama y es gentil,
vulnerable es a fauces aviesas.

Y en máscaras
inmaculadas
embozan sus pieles negras,
fieras son los hombres,
-dicen-
yo, divino cordero,
prójimo soy, que no ajeno,
por eso afirmo
sin enajenamiento:
 todo humano me es ajeno.

56 comentarios:

  1. Enajenado de lo humano: no humano. ¿Puede uno enajenarse de lo humano y seguir siendo humano? Quizás inversa: humano, demasiado humano. ¿no?

    mi beso, filosofía el borde de la tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EL CALIGRAFISTA:

      Enajenarse con lo humano es lo que nos da un poco de humanidad. Incluyéndose uno mismo en lo humano, claro está.

      Mi beso, hoy más filosóficamente realista que nunca.

      Eliminar
  2. Hoy el espejo de la luna desciende a nuestra altura para devolvernos, a través de unos versos tan bellos como demoledores, la imagen de los Mr. Hyde que nos habitan. "Homo homini lupis" Y así nos va. Aunque yo sé que otros días reflejaste la otra cara de la luna, cuando los licántropos duermen. Nos queda la esperanza.

    Gran abrazo con mmi admiración y mi afecto, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MIGUEL COBO:

      Creo que Darwin se equivoco: el hombre no procede del mono sino del lobo. En caso contrario, rebosaríamos de simpatía y enseñaríamos los dientes para sonreír, no los colmillos para amenazar o devorar.
      Ley de la selva, que dicen, reflejada en un espejo en el que no nos gusta mirarnos cuando nos devuelve ese aspecto tan atrozmente canino.

      Sabes que me alegra que te haya gustado, querido Miguel.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  3. "quien ama y es gentil, vulnerable es a fauces aviesas"... Malos tiempos para los corderos, si alguna vez los tuvieron buenos.
    Me ha venido a la cabeza los versos del Quevedo más desesperanzado, el que contemplaba la decadencia de su país con su "báculo más corvo y menos fuerte"
    Quevedo también escribio que "la paciencia es virtud vencedora": quizás en esta época los corderos tengamos alguna posibilidad frente a los dioses de ambiciones azabache.

    Un fuerte abrazo, Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XIBELIUSS JAR:

      No solo " los muros de la patria mía" y quevedesca, se encuentran desmoronados, sino los valores que los sostuvieron, que es peor.
      Todos tenemos alma de lobos bajo piel de corderos, todos, amigo Xibeliuss. No hablamos de un ictus de pesimismo sino de una realidad desde "seculum seculorum".
      Quizás haya que ir un rato a "donde nada malo te puede ocurrir" (con croissant incluido).

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Necesitamos ideas, sentimientos que nos reconcilien con la vida. La poesía puede ser muy valiosa en tales casos.

    Gracias por ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUAN ANTONIO:

      Gracias a ti por estar, Juan Antonio.
      La poesía es el analgésico con más propiedades curativas y menos efectos secundarios que conozco.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Tremendo poema!!

    ¿Soy ingenua por creer que quien ama es fuerte e invulnerable?

    No hay persona más débil que quien se hunde en el desamor... pero quizás me equivoco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LAURA UVE:

      No seré yo quien te aplique el adjetivo de ingenua, pero lo que es un hecho es que cuando amamos nuestra vulnerabilidad está a flor de piel ya que nuestras decisiones, sentimientos y felicidad no solo dependen de nosotros mismos, sino de otra persona.
      En cambio, de los naufragios del desamor se sale robustecido. Ya sabes, Principio de Arquímedes, cuando se toca fondo el empuje hacia arriba es inevitable...

      Eliminar
    2. No es mi experiencia del amor, pero es cierto que cada amor es un mundo y en las cosas del amor, los mundos infinitos.
      Por otro lado conozco naúfragos del amor que se han perdido en la dependencia o en la soledad sin solución de continuidad y no han encontrado el camino del empuje. Me da que Arquímedes no pensó su principios para las caóticas emociones del amor y el desamor.

      Reconocer los errores propios es una gran manera de avanzar siempre y cuando no nos instalemos en ellos. Por ello como señala Amin Maalouf en su estupenda novela LOs desorientados:

      Más vale equivocarse en la esperanza que acertar en la desesperación.

      Eliminar
    3. LAURA UVE:

      Tampoco es la mía.
      Como bien dices, en el campo del amor los mundos son infinitos.
      Por ello, el principio de Arquímedes o las palabras de Amin Maalof pueden cumplirse o no. Todo depende de nuestro enfoque. Es tan fácil robustecerse como hundirse por el desamor. Como también es fácil acertar o errar en la esperanza o en la desesperación.

      Lo que planteabas en tu pregunta era que quien ama es invulnerable. Y lo respeto, pero no puedo estar de acuerdo en absoluto, a pesar de creer que el amor es admirable y mágico.

      Mundos infinitos.

      Eliminar
  6. Observo el poema como una visión pesimista del hombre, por eso la especulación por tanta tragedia desatada, a pesar de su humana naturaleza. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CARLOS AUGUSTO PEREYRA MARTÍNEZ:

      Ojalá solo fuera un ictus de pesimismo, pero no, no lo es. Todos tenemos -en mayor o menor medida- pieles de lobo que lucimos cuando la ocasión lo requiere.
      En mi opinión, el optimismo comienza cuando el pesimismo acaba, que suele ser en el momento en que vemos reflejada en el espejo nuestra faz canina. No nos gusta lo que vemos, lo que provoca un revulsivo que actúa y nos provoca un deseo de "mejora estética".

      Yo no quiero ser ese "cordero divino" del poema, prefiero reconocer mi fisonomía lobuna para intentar mejorarla. No se consigue nada metiendo lo barrido debajo de la alfombra...

      En fin, Carlos, gracias por tu tiempo y un besote.

      Eliminar
  7. Estoy de acuerdo: repudiar lo humano, apartarse de ello a veces, es lo que puede hacernos más fuertes y más humanos, al mismo tiempo. Soleme poema donde aflora toda la maldad humana y todos los monstruos humanos antropófagos.
    "Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit"; ya lo decía Plauto. Buena semana, Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PACO HIDALGO:

      Creo que de vez en cuando hay que verse desnudo frente al espejo y reconocer nuestra piel de lobo, que no nos suele gustar porque todos pensamos que somos maravillosos. Pero no lo somos, ni incluso proponiéndonoslo. Aunque sí podemos acercarnos a ello empezando a reconocer nuestros genes lobunos y poco humanos. A eso me refería con lo de "todo humano me es ajeno".
      Plauto sí que sabía del tema...

      Un beso y buena semana, Paco.

      Eliminar
  8. Cuando el ser humano pierde de vista al otro, pierde su propia esencia...
    Ojalà se despierten las conciencias dormidas, se recupere el sentido comùn, la solidaridad y el amor establezca la paz en la tierra.
    Mientras tanto las chispas de la poesìa siguen iluminando muchos rincones oscuros.
    Gracias Marisa.
    Un abrazo grande, grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ADRIANA ALBA:

      "Cuando el ser humano pierde de vista al otro, pierde su propia esencia..."

      Estoy de acuerdo con tu afirmación, querida Adriana, pero es más grave aún cuando uno pierde de vista a sí mismo. Cuando considera que los malvados son los demás y se exime de toda culpa o error. No se puede avanzar como persona por terrenos fangosos pensando que son firme cemento porque se acabaría completamente hundido en la propia ignorancia de sí mismo.
      Sí, solidaridad. Pero la solidaridad comienza por uno mismo.

      Gracias a ti por tu tiempo y por tu participación, Adriana.
      Un beso y buena semana.

      Eliminar
  9. "Homicidas del amor ajeno y del propio"... esto es lo que creo más angustioso del poema.
    La verdad, es bastante doloroso saber como somos, pero quizá es que lo he comprendido mal a pesar de leerlo muchas veces.
    Es muy bueno, Marisa, pero difícil de asimilar y entenderlo a la primera, al menos para mi.

    Besos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EMETORR1714:

      Pues permíteme que te diga que lo has entendido a la primera, querido Emetor.
      Y no solo has extraído el corazón del poema, ese verso tan doloroso (como real) que citas, sino que creo que el poema ha funcionado como un espejo (que esa era la intención).
      Sin querer ser irrespetuosa con nadie, tu comentario es el que más se ha acercado al significado que le he pretendido dar, aunque siempre defiendo que todas las interpretaciones de los textos son válidas dentro de una coherencia.

      A lo largo de vuestros comentarios, adjetivos como "doloroso", "angustioso", "pesimista", "tremendo", "demoledor", "inhumano"... se repiten. El poema es lapidario intencionadamente, para desatar esa conciencia dormida de nosotros mismos que suele pintarnos como maravillosos; pero cuando aparece un espejo (como el poema) y nos vemos reflejados de alguna manera como especie bastante próxima al lobo, eso no gusta, y provoca un choque que desata ese tipo de adjetivos y emociones.
      Cada cual puede mirarse y reconocerse, u optar por mirar para otro lado, pero yo solo entiendo una manera de crecer, mejorar y avanzar, y es reconociendo los propios errores. Es la mejor pedagogía de uno mismo. Lo contrario, yo lo llamo ignorancia emocional y vital.

      Estoy encantada de volver a tenerte por aquí, Emetor, valiente para mirar a ese espejo y sentir ese dolor al saber como somos.

      Muchos besos y gracias por tu participación.

      Eliminar
  10. "La poesía es el analgésico con más propiedades curativas y menos efectos secundarios que conozco."
    Qué gran verdad, querida Marisa...
    "Ad ribum eundem lupus et agnus venerant..." (el lobo y el cordero habían venido a la misma ribera...), así comienza la famosa fábula de Esopo en la que el lobo quería comerse al cordero, ambos sedientos, argumentando disculpas que el cordero rebatía con aplastante lógica pero que no disuadían al lobo de sus verdaderas intenciones. Lobos y corderos somos aunque nuestra naturaleza es más ecléctica: somos omnívoros, como los cerdos y, como los cerdos, de nosotros se aprovecha todo, hasta la maldad y la traición que construye nuestra historia. Además, el cerdo es el animal que biológicamente más se parece a nosotros: las válvulas del corazón (las biológicas, no las metálicas)proceden del cerdo porque su corazón es el más parecido al nuestro y sus tejidos también.
    Terrible Humanidad que, en su grandeza, es capaz de llegar a lo sublime después de revolcarse entre la mierda, como el cerdo; capaz de comerse al cordero sediento sin la menor empatía, aunque en ese momento no tenga hambre.
    Cada vez nos lo pones más difícil, querida Marisa, pero hay que explorar todos los recovecos de la mente con tu magisterio característico.
    Un beso, querida Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JANO:

      Yo también me adhiero a todo lo que dices, Jano. En este aspecto, creo que pensamos igual.
      No entiendo por qué cuesta tanto reconocer nuestras limitaciones, fallos, errores y maldad como especie (no creo que el hombre sea bueno por naturaleza, Rouseau, en mi opinión, pecó de excesivo romanticismo). Cuando se habla de ello, se pone la excusa del pesimismo de quien lo pronuncia para no admitirlo. Y quizás ello sea una lamentable tirita que no subsana ni imperfecciones y que nos impide avanzar. ¿Cómo vamos a mejorar (como especie) si no hacemos más que negar una y otra vez antes de que cante el gallo, todos nuestros errores y actitudes vitales deplorables? Somos tan sumamente vanidosos y estúpidos como para no aprender a leer la cartilla que la historia universal y la personal nos pone ante los ojos.
      Especie analfabeta, eso es lo que somos. O ley de la selva, que también es posible.

      Gracias por tu participación y un beso, amigo Jano.

      Eliminar
  11. El Hombre procede del Sueño...

    entonces,

    "Piel tallada por el tiempo
    ocultando huesos que opositan a polvo"
    (excelso)

    Una Maravilla de Poema ;)

    Besos



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DAVID:

      A mí también me ha parecido una maravilla tu frase:

      "El Hombre procede del Sueño"

      Del sueño de lo que le gustaría ser y lucha por ser, diría yo. Es hermoso. Pero mientras sus genes caninos sigan en pie... no sé, no sé.

      Gracias por tu participación y besos, David.

      Eliminar
  12. Dioses de ambiciones azabache carbón,
    lobos de colmillos antropófagos,
    depredadores diestros en la debilidad,
    exterminadores eternos de los afectos.

    Parece sacado de las "entrelíneas" del Antiguo Testamento.

    Marisa, todo tu poema es precioso, y todo es para leerlo sentada, con la mirada atenta...y el párpado a medio gas....

    Un beso grande, Marisa, y gracias por estas letras tan bellas y nutritivas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIÁN:

      Del Apocalipsis, ¿no, Marián? Jejjeje, no hace falta esperar a ese "fin del mundo" bíblico. El Hombre lo acelerará sin ninguna duda. Es diestro en la destrucción de lo ajeno.

      Me alegro de que te haya gustado y de que permanezcas sentada para leerlo, y no salgas corriendo ante la imagen que ofrece ese "Speculum Hominis". Admiro a los valientes.

      Un besote y gracias a ti por estar.

      Eliminar
    2. No huyo, Marisa, y sí, me miro al espejo y me pregunto quién está detrás de esa apariencia amable...y pienso que según en qué circunstancias, qué sería yo capaz de hacer, ya sabes, tú me conoces ya un poquito, y sabes cómo funciona mi "computadora" jajaja. Supongo que nuestro erudito "contertulio" JANO también se mirará al espejo...y quedará horrorizado al ver esa materia infame y perecedera...jaja...

      Perdona, Marisa, este desvarío, pero está lloviendo y cuando eso sucede me da por hacer éste tipo de introspecciones.

      Besos.

      P.D. Apocalipsis siempre ha habido. También en aquellas épocas antiguas. Y es que el ser humano parece que no tiene remedio.

      Eliminar
    3. MARIÁN:

      Sé que no huyes, insisto. Admiro tu valentía.

      Un beso.

      Eliminar
  13. Alejarnos de lo humano puede ser peligroso a la vez que atrayente para conocernos mejor a nosotros mismos. ¿Dónde está la frontera entre lo humano y lo inhumano? Creo que nadie está capacitado para responder a ese pregunta, pero con tus versos nos abres una puerta a la reflexión.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CARMEN BÉJAR:

      Me parece más peligroso aún no plantearnos nuestra humanidad. Alejarnos de lo humano, no significa necesariamente ser inhumanos, más bien todo lo contrario, comenzar a definir adecuadamente los trazos del Hombre. Y ese "adecuadamente" implica múltiples opciones, todas respetables y libres siempre hasta un límite que termina cuando empieza la libertad y el respeto del otro.

      Un beso, Carmen.

      Eliminar
  14. Hobbes se hubiera relamido, conforme en su hoyo después de comerse a algún lobo...Es un poema más que reflexivo, con todo lo de reflejo que tiene la reflexión, y en tanto dolor y decepción un cordero que vaya a saber si existe intenta lavarse las manos. Pilatos de la divinidad, el libre albedrío se usa en el nombre de dios y así estamos....abandonados a su buena... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAVIER F. NOYA:

      En lo que sí somos buenos es en protagonizar el papel de Pilatos.
      Estoy de acuerdo contigo, Javier.

      Besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  15. El mal, por mucho que nos pese, está en nuestra naturaleza; pero a la naturaleza, a veces, se le puede dominar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DESDELATERRAZA-VIAJARALAHISTORIA:

      Dominémosla, pues, y, a ser posible, cambiémosla . Esto último me temo que es más complicado...

      Un abrazo, Dlt.

      Eliminar
  16. Tal vez sí,si alejarnos de lo humano implica acercarnos a la humanidad. Cuando el hombre solo cohabita con su imagen no transciende más allá de su figura , pierde la razón de su naturaleza: "crecer en la imagen del otro".
    Tu entrada es muy filosófica atisbando otra posible naturaleza, naturaleza por otra parte imposible de definir . No es posible poner límite (por tanto definir) al hombre y su naturaleza no parece inmutable( yo diría que no es inmutable).
    ¡Sabes como hacernos pensar!.
    ¡Gracias!.
    Besos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Tal vez sí,si alejarnos de lo humano implica acercarnos a la humanidad. Cuando el hombre solo cohabita con su imagen no transciende más allá de su figura , pierde la razón de su naturaleza: "crecer en la imagen del otro".
    Tu entrada es muy filosófica atisbando otra posible naturaleza, naturaleza por otra parte imposible de definir . No es posible poner límite (por tanto definir) al hombre y su naturaleza no parece inmutable( yo diría que no es inmutable).
    ¡Sabes como hacernos pensar!.
    ¡Gracias!.
    Besos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Parece ser que mis comentarios por alguna razón hoy no son viables .
    Entre otras cosas, te decía que la naturaleza del hombre no es inmutable , por tanto no podemos definirla (al fin y al cabo definir es poner límites).
    Creo que en una naturaleza dualista no podemos quedarnos con una sola parte de lo humano siempre encontraremos la pura dualidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANDRÉ DE ÁRTABRO:

      "Cuando el hombre solo cohabita con su imagen no transciende más allá de su figura".

      Tu frase es magistral, Andrés. Para mí, es la piedra filosofal de este poema. Creo que lo has condensado de una forma muy acertada. Mi aplauso.

      Besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  19. Noto un aire de desesperanza en el hombre y en lo humano, aunque no sea un buen momento para los buenos sentimientos ni para el amor, ahí está la salvación del hombre, SPECULUM HOMINIS es el amor, esa emoción nos hace crecer cada día. Al menos así lo veo yo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. VALVERDE DE LUCERNA:

      Así debería ser, amigo Valverde, que el Espejo del Hombre fuera el Amor (al prójimo, no a uno mismo). Pero no lo es. Y aún siéndolo, creo que ocupa un lugar inferior a otras ambiciones y villanías que nos caracterizan. No nos gusta reconocerlo: quizás por eso sea necesario un Espejo que nos devuelva nuestra propia imagen. Y no hablo de mi blog, hablo de esa reflexión tan necesaria que debiéramos hacer para mejorar nuestra imagen como especie y como personas, que está muy deteriorada al mirarla a cierta distancia, a pesar de que nosotros nos veamos siempre magníficos.

      Un abrazo y buen fin de semana, paisano.

      Eliminar
  20. .-..homicidas del amor ajeno..vaya tela marinera...un beso desde Murcia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ALP:

      Lapidario, lo sé, pero también sabemos que es cierto.

      Bienvenido al blog.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Los homicidas de los afectos se extienden como una plaga que destruye incluso lo que deben comer a pesar de no poder comer jamás. En su depravado paso provocan una ampliación del desierto de los afectos ya que son muy vulnerables a sus fauces hambrientas.
    El aprovechamiento de la debilidad humana, provocadora insaciable de cobardía y dejadez, es el perfecto combustible para que jamás se pueda apagar la llama de estos malditos depredadores de cuerpos y pensamientos.

    Un fuerte abrazo, querida Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANTONIO CAMPILLO:

      La definición que has hecho de los "homicidas de los afectos" no puede ser más acertada, querido Antonio.
      Normalmente, los animales matan para alimentarse, digamos que por necesidad, pero los humanitos de a pie -como bien dices- son homicidas siempre, hambrientos o no, pero el objetivo es cargarse al prójimo, al cual siempre se le ve como un potencial competidor o una presa fácil.
      Menudo cuadro...

      Un fuerte abrazo, mi querido Antonio.

      Eliminar
  22. Hola Marisa. He pasado a leerte. Voy muy retrasada en mis visitas a los blogs amigos y estoy intentando ponerme al día. Siento no poder dejarte un comentario, además sabes que me cuesta comentar la poesía. La leo y me entusiasma, pero me deja muda, quizás por la emoción.Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARTA C.:

      No te preocupes en absoluto por no poder dejar comentarios, Marta. Los que formamos esta gran familia en el mundo del blog, sabemos que estamos sin estar. Y eso es bonito e importante.
      Gracias por tu tiempo.
      Muchos besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  23. Todas las especies tratan de imponer un orden jerárquico que establezca las normas de convivencia. Entendiéndolo así puedo entender que la agresividad es innata y necesaria tanto en el hombre como en los animales. Sin ella toda especie desaparecería. En muchas civilizaciones antiguas y modernas la agresividad se libraba y se libra en los torneos. Un ejemplo de ello es la competición deportiva. ¿Acaso no existe rivalidad y agresividad en un partido de fútbol donde cada equipo trata de dominar a su contrario?

    Besoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANIQUILADORA:

      Ley de la selva, por tanto. Quizás tengas razón. Es triste pintar este cuadro que hemos pintado pero es la realidad que hemos creado o, tal vez, ya estaba escrita en nuestros genes. En todo caso, entiendo ese instinto de supervivencia, pero creo que se ha convertido en un instinto de ambición y depredador sin necesidad en muchas ocasiones.

      Besos, Aniki.

      Eliminar
  24. Marisa, la depredación humana es consustancial a su especie, a nuestra especie. Es parte innegable e inevitable. Desppués vienen las matizaciones, los grados, los más feroces o los más cándidos. Pero hay algo que al ser humano lo salva, o al menos lo mitiga, el arte. El arte entendido como capacidad para crear, recrear, transformar la realidad árida, descarnada o trivial en un arma arrojadiza a la conciencia.Y trae placer, bienestar emocional, pero también autocrítica, cuestionamiento, interrogación, indagación, conciencia de ser cómo somos, con aceptación o sin ella.
    Marisa, vengo de vuelta de la felicidad, acabo de despedirme de ella y tal vez se me note en el tono del comentario. Pero siempre he creído que si existe la más leve oportunidad para el ser humano está se encuentra en el arte y sus alrededores.
    Me gustan los poemas que me envuelven en la reflexión
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FELICIDAD BATISTA:

      El arte como tablón salvavidas. Quizás tengas razón, Felicidad.
      Entiendo ese instinto de supervivencia del Hombre que explicaría -no justificaría- su actitud reprochable como especie, pero solo le encuentro sentido cuando es por pura e inevitable defensa, no como ataque para medrar o sin más fin que el meramente nocivo.

      Sabes que me alegro mucho de esa felicidad que has soñado y vivido, y, en parte, es gracias a ese arte salvavidas del que hablabas. Sí, es posible que tengas razón: el arte es el bálsamo vital más eficaz y el instrumento más capacitado para crear una "realidad" más digerible.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  25. No hay máscaras más propiamente máscaras que las inmaculadas. Andamos entre presagios de cenizas y con el sabor a carbón que nos dejaron en los labios los colmillos de la desilusión: en el mundo de los ciegos que no quieren ver, el cíclope con parche es el verdugo. Ésa es nuestra imagen en el espejo: el olvido de lo que nos era propio, la deshumanización. Hermoso –y terriblemente especular- poema, Marisa. Un admirativo abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUAN HERREZUELO:

      La deshumanización es un hecho cada vez con mayor avance y alcance, querido Juan. Estoy de acuerdo.
      Líbreme Dios de máscaras inmaculadas, y deme colmillos afilados a los que combatir, que prefiero ver a lo que me enfrento por muy desagradable que sea, que ser atacada por la espalda por esas máscaras aparentemente inofensivas.
      De frente, el mal es menor.

      Gracias por tus amables palabras, Juan.
      Una mutua admiración y un abrazo.

      Eliminar
  26. Dejo atrás tus naranjos neblinosos para habitar esa piel que cubre los huesos opositores a polvo, antes actores venidos a menos.

    Me gusta, y no sabes de qué manera, lo bien que tejes palabras, como juegas con ellas, como nacen de tu cabeza, para crecer tu corazón y en tu corazón, como las alimentas mientras se multiplican y como, poco a poco, conocen la infinitud de la belleza escrita. Admirable.

    Te dejo un abrazo, desenmascarado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIO:

      Habitamos una piel muy "almodovariana", tallada por el tiempo, sí, pero que oculta ambiciones, maldades, y huesos repletos de las más variadas experiencias, cuyo fin inexorable es convertirse en polvo, en ceniza, en nada, a pesar de nuestro afán de ser deidades eternas.
      Esta será la única forma que nuestra maldad expire y se purifique.

      Me alegro de que te haya gustado la composición, Mario, aunque haga un poco de pupa al leerla, y me alegro también de tenerte por aquí.

      Mi abrazo, igualmente sin máscaras.

      Eliminar
  27. Perder la fe en el ser humano es algo común últimamente por lo que leo, la sociedad que nos devora los ideales, que nos impone el yugo de la imagen, que mata la esencia del sentimiento...
    ...Dura hoy tu entrada amiga

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 40AÑERA:

      No sé si esto será cosa de los tiempos que corren o ya hay una tradición detrás desde que el hombre pisó la Tierra. Me inclino por esto último. Lo que me hace pensar que casi todo está en nuestros genes, ancestrales o actuales, pero consustanciales a la naturaleza humana.

      Sí, ya sé que es duro leerlo, reflexionarlo y peor aún, asumirlo, pero haciendo balance en nuestra historia... la cosa no tiene duda...

      Un beso grande, grande, Miryam.

      Eliminar

Ningún comentario será desechado salvo que se trate de vía spam. Agradezco la no inclusión de referencias publicitarias, comerciales o de autopromoción. Gracias por su tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...