jueves, 12 de abril de 2012

20 PALABRAS DE AMOR Y UN ANTIPOEMA DESESPERADO


Fotografía: M.P.C.


20 PALABRAS DE AMOR Y UN ANTIPOEMA DESESPERADO

Cielo vencido por la lluvia
en la semana más santa del año,
gesta ganada del demonio
a artísticas fes iconoclastas.

Noche del plenilunio de abril,
noche de luna y de nácar,
tras tus negros velos de seda
reaparece un proceloso fantasma
arrastrando cadenas
de  pasión contenida,
de labios huérfanos de besos,
de abrazos que son oasis
en el caótico corazón que habita
el amore egoísta.
Amore, amore,
cobarde amore
pendiendo tus lágrimas de anhelos
en la savia del sauce llorón.

La princesa de ojitos de caramelo
desata su ternura dormida
en su papel de celofán,
mientras la piel busca
el cariño de las horas perdidas
en los laberintos de la belleza compartida.
Cielo e infierno condenándose a amar.





69 comentarios:

  1. Condenados a amar en lo más intrincado del laberinto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUAN ANTONIO:

      ...sin que importe encontrar la puerta de salida y esperando que el Minotauro les encuentre a ellos...

      Bienvenido al blog, Juan Antonio.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Marisa:

    Es curioso... has conjugado en este poema unas palabras muy bellas y dulces, como cariño, belleza, princesa, pasión, labios... en la negrura de un infierno de lágrimas... me ha gustado tu manera de redactar estos versos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARÍA:

      Las palabras no las he elegido yo, fue un reto: me las ofrecieron, con un simbolismo oculto, y me propusieron hacer un relato o un poema. Opté por el camino de en medio: un "antipoema".
      Encantada de que te haya gustado.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Me gustan los antipoemas..aunque no se que son..y creo no tiene explicación..por más que se explique..como la casipoesia..o los poemas muertos..u otros los nombres caprichosos para designar los mismos..tu anti poema dice que algo pasó en la semana santa (aqui de turismo)y el infierno y el cielo se aman..eso me gusta porque son cosas que no existen..son invenciones humanas para salirse de este lugar..y su capacidad de amar es invalidada..pero se supone que la poesía o antipoesia..o etc. ...todo puede abarcar..y hacer amar..y volver a resucitar personas por ejemplo..para seguir la historia de escaparse..para ser el mismo
    Besos desde el sur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PRUDENCIO HERNÁNDEZ:

      "Antipoema" es un término inventado para denominar subjetivamente lo que yo creo que está entre la poesía y la prosa; o dicho de otra manera, prosa poética a la que le he dado forma de poema. Los límites entre la prosa poética y la poesía, pienso que están poco delimitados, quizás separados en la forma únicamente.
      En cualquier caso, sirve para que cielo e infierno (filosóficos y humanos), como dices, se amen; sirve para resucitar no solo a personas sino sentimientos y escapismos de uno mismo (bien leído, amigo Prudencio).

      Mil besos desde un poco más al noreste.

      Eliminar
  4. ¡Ay, Marisa!
    Hasta casi la mitad del poema te he seguido con paso firme. Luego, lo siento, me he despistado (quizás detrás de unos ojitos de caramelo - me encanta el verso)

    Un fuerte abrazo.
    Pd. Vengo de donde Valverde, ya me he enterado de algo de tu Semana... Aquí también nevó, copos como puños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XIBELIUSS:

      Jejje, claro, si pierdes la atención detrás de esos ojitos de caramelo, ¿cómo vas a seguir con paso firme el poema?
      Al hermetismo de la poesía le he sumado la complejidad del antipoema y el criptograma semántico subjetivo. Hoy he puesto deberes difíciles...jejje.

      Abrazos, Xibeliuss.

      PD: Menudo testamento le he soltado a Valverde en su entrada :-) Sé que nevó por Sanabria y sé que alguna foto tuya lo atestigua. A ver si puedo ponerme al día en el tema de blogs que el trabajo acumulado y las vacaciones me han despistado como a ti los ojitos de caramelo...jeje. Más abrazos.

      Eliminar
  5. Ciertamente puede ser una condena amar lo opuesto a nosotros. El cielo y el infierno condenados. No se si quieres decirme que en las noches de luna se ven mejor los defectos y las virtudes. Amor cobarde... amor egoista, amor al fin y al cabo. Que cruz.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. INOCENCIA MONTES:

      ¡Qué cruz...! Tú lo has dicho, Inocencia,jejje. Cielo e infierno, defectos y virtudes, luna y sol, cobardía y atrevimiento, egoísmo y generosidad, amor y desamor... todos los extremos se atraen, amiga, como los polos opuestos de un imán... No se puede hacer nada en contra de la física... (ni la química).

      Besos.

      Eliminar
  6. La luz y la penumbra viven condenadas a buscarse la una a la otra, como los humanos que desde tiempos inmemoriales buscan los espejos,,, Y son tantas vías para los crucis que la procesión siempre nos va por dentro y uno con ella, algunas veces...

    Me tomé el atrevimiento de contar las palabras y fueron 20; cuánta belleza la de desesperar los ábacos en su punto,

    Magnífica entrada, buscativa en forma y fondo.

    Un fuerte abrazo desde el sur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUAN OJEDA:

      Siempre buscamos un haz de luz en la penumbra, sin duda,estoy contigo. Lo que no tengo tan claro es que busquemos espejos en los que reflejarnos o reflejar esa procesión que va por dentro (magnífica metáfora traída con acierto).

      Un gran abrazo, Juan.

      Eliminar
  7. Marisa, las palabras que vas ensamblando como cuadrículas de ajedrez terminan formando una red de emociones que se entrelzan aunque sean opuestas entre sí. La luz y las tinieblas, el recuerdo y sus sombras, el cielo y el averno. Una extraña complementariedad indisoluble porque cada haz tiene su envés.
    Me ha encantado tu estrategia de ubicación de las palabras a lo largo del poema. Logras que el tono emotivo ascienda, se precipite, juegue convulso o nos eleve al cielo o nos destierre al Hades.
    Magnífico. Un placer disfrutar de tus letras.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FELICIDAD BATISTA:

      Muchas gracias, Felicidad, siempre eres muy amable.
      Lo de las 20 palabras fue un reto que me propusieron. No solo había que encajarlas con cierta coherencia sino que debían traducir cierta situación. Ha sido algo lúdico, y si además os ha gustado, encantada de ello.
      Disculpa mi ausencia por tu blog, vacaciones y trabajo atrasado me han apartado de estos lares. Me pondré al día.

      Un abrazo, querida Felicidad.

      Eliminar
  8. Los extremos que se buscan y se desean, un ciclo infinito en el que nos metemos para no salir jamas.
    Delicioso.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ÁNGEL IVÁN:

      Los extremos opuestos, como polos de imán, se atraen inevitablemente. No hay ley física que pueda acabar con el magnetismo... Lo de la media naranja fue un timo... ;-)

      Encantada de que te haya gustado.
      Besitos y besotes.

      Eliminar
  9. En abril, mes de paso entre estaciones, cualquier sueño sorprendente puede materializarse en una realidad vivida.
    Ritos que enaltecen las negras visiones del dolor y el amor, en una mezcla antetética impura, ante la pureza y belleza de la candidez perdida en un suspiro de adoración física, tan sentida como deseada.
    Las palabras de cariño son reiteradas delicada y primorosamente en cantos de adoración, divina o humana, en ritos de letras que, a veces, alcanzan en su imprevisible caminar, el cielo y el infierno.
    El antinerudiano título define lo aceptado por el amor: la desesperación.

    Un fuerte abrazo, querida Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANTONIO CAMPILLO:

      Delicioso el leerte, amigo Antonio.
      Ciertamente, el rito de las palabras nos puede ofrecer un encuentro poderoso entre el cielo y el infierno. Mirándose frente a frente y a los ojos descubren su inevitable atracción que reside, paradojicamente, en su poder antitético.
      Le he destrozado el título al pobre Pablo Neruda, pero también en ello hay simbolismo.

      Un gran abrazo, querido Antonio.

      Eliminar
  10. Era un Adán hermafrodita ,que sumergido en profundo sueño , mujer y hombre se hizo y apareció la libertad, el bien, el mal la sexualidad y la dualidad inmisericorde donde odio-amor luz-tiniebla ... has hecho un filosófico y hermoso poema lleno de lirismo con su luna de nácar.
    ¡Feicidades!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANDRÉ DE ÁRTABRO:

      Hombre o mujer, bien o mal, odio o amor, luz o tiniebla... todo argumenta su propia existencia a partir de la existencia de su contrario.
      Y la luna de nácar, siempre como maravillosa espectadora...

      Encantada de que te haya gustado, Andrés.
      Besos.

      Eliminar
  11. Marisa ¡cuánta belleza en tu poema! No sabes cómo envidio a los poetas, yo prosista empedernida que nunca encontró la inspiración del verso. ¡Qué juego tan hermoso de palabras el tuyo!
    Quisiera poder contestarte con la poesía de algunos de tus seguidores pero no sé. Me conformo con haber disfrutado toda la belleza que nos has brindado esta mañana.
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARTA C:.

      Muchas gracias, Marta. Tus palabras, poéticas o no, son muy amables y las valoro en igual medida.
      No te creas, no soy muy amiga de crear poesía (de ahí lo de "antipoesía" del titulo) pero de vez en cuando, la provoco...

      Encantada de que te haya gustado y gracias por tus amables palabras.

      Muchos besos.

      Eliminar
  12. Pues no sabes lo que me gustaron esas palabras de amor, incluso el poema desesperado, incluso para un laico redomado como yo: esas noches de plenilunio, ese amore cobarde, esa princesita dormida... Todo un placer leerte. Abrazos, amiga Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PACO HIDALGO:

      Las noches de luna llena, como la del jueves santo, son noches nacaradas y de gran encanto, Paco (a pesar del diluvio que cayó...)

      Encantada de que te guste.
      Un beso, Paco.

      Eliminar
  13. Cielo e infierno eternamente condenados a marse u odiarse: lo que pasa con los complementrios. Somos pura contradicción porque nuestros universos (el real y el ético) están llenos de antítesis. Ya sabes mi teoría sobre el ser humano: "ángel fieramente humano".
    Las 20 palabras son toda una selección. Sólo falta "soledad".

    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ALBERTO GRANADOS:

      Sí, Blas de Otero lo simplificó muy acertadamente: "ángel fieramente humano". Ya sabes que no hay mayor atracción que aquello que consideramos antitético a nosotros...
      Las 20 palabras no las seleccioné yo, me las ofrecieron en un reto para encajarlas en "algo" literario o pseudoliterario, ¿por qué consideras que solo falta la palabra "soledad"? Despiertas mi curiosidad gatuna, Alberto.

      Abrazos.

      Eliminar
    2. Creo que soledad es una palabra definitiva en nuestras vidas, incluso esando acompañados, incluso estando magníricamente acompañados... hay unúltimo reducto interior que está condenado a estar solo. A la vez bueno y malo: te otorga un sancta sanctorum íntimo (la parte buena), pero te deja la amarga sensación de que hay algo que nunca podrás compartir con nadie (y esa es la parte mala). Contradicciones y antítesis que nos deinen como seres humanos.

      Eliminar
  14. Para ser un antipoema le da cien vueltas a muchos pro-poemas. Un gozo para los sentidos esta encendida dicotomía de tan excelentes versos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CLOCHARD:

      Muchas gracias, Clochard. No puedo ocultar que hay una gran ironía en el término "antipoema" que alcanzaría a la teoría de las formas literarias.
      Encantada de que te haya gustado.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. Son veinte inspiradas y recurrentes palabras Marisa. Cada vez que escribimos, alguna de ellas salta de improviso en el teclado. Buena selección, en cuanto al antipoema tenemos un mi país un exponente notable (Nicanor Parra)y a través de sus escritos: río, pienso, me evado. Tienen un saborcillo especial, indudable. El tuyo quedó muy interesante.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TATY CASCADA:

      Las palabras no las seleccioné yo, Taty, quien lo hizo me propuso el reto de escribir algo con ellas. Algunas no eran fáciles de encajar, pero lo que roza casi a lo imposible, me atrae inexorablemente...

      Encantada de que te haya resultado interesante.
      Un beso, Taty.

      Eliminar
  16. Nunca he escrito un anticomentario para un antipoema, así que sólo diré que me parece un antipoema muy poético y que estas letras lo único que hacen es estar a favor de tus versos. Un saludo Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DESDELATERRAZA-VIAJARALAHISTORIA:

      Yo tampoco he escrito nunca un anticomentario, Dlt, jejje. Has estado hábil y original.
      Las novelas de Unamuno eran tan novedosas y extrañas en su tiempo que fueron muy criticadas e incluso sus colegas ponían en duda que se trataran realmente de novelas. Unamuno entonces decía con ironía que si no eran "novelas"entonces eran "nivolas" -así nació ese género unamuniano-.
      Pues bien, yo soy consciente de que no he respetado casi ningún precepto de la poesía al componer este poema, por lo tanto, de ahí, "antipoema" :-)

      Encantada de que te haya gustado.
      Un beso, Dlt.

      Eliminar
  17. como dije en algún escrito, me tomaría vidas
    igualar tu sensibilidad para la lírica...
    Sobre todo en la semana más santa del año.

    T abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EFA:

      Querido Efa, muchas gracias por tu comentario. Aunque tengo que admitir que la sensibilidad es moneda de doble cara: musa pero también vulnerable...

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  18. Pues yo al principio creí estar leyendo una Semana Santa de estos tiempos, pero dado el nivel que arrastro solo puedo asegurarte que hoy “si te has pasado con los deberes profe”.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUNO:

      Jejje, Juno, tampoco es para tanto...
      Verás, yo la literatura que leo, y especialmente la poesía, la leo y la interpreto bajo mi prisma. Y eso es lo que debería pasarnos a todos: un poema no solo tiene una única interpretación al igual que es imposible que un espejo refleje una imagen idéntica siempre -incluso de nosotros mismos-, sino que tiene la interpretación que cada uno le quiera dar y que, por lo general, ya se encuentra dentro de cada uno de nosotros.
      Así se lo digo a mis alumnos y, exceptuando barbaridades, acepto casi todo lo que pueda sugerir un poema que leen y que les ofrezco. Porque, en mi opinión, así debe ser la poesía, el resorte que despierte todo aquello que dormita con pereza en nuestro interior.

      Dicho esto, los deberes no eran tan difíciles ¿no?
      Un beso, querido Juno.

      Eliminar
  19. un poema muy bello con unas letras que supiste ponerlas todas y cada una de ellas en su sitio, un abrazo catalan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RAMÓN BONACHI:

      Me alegro de que te haya gustado, Ramón. No sé si estarán en su sitio pero están, que es lo importante.

      Un abrazo un poco más al sur.

      Eliminar
  20. Me ha gustado mucho lo de proceloso fantasma. Lo has encajado muy bien, claro que en ti era de esperar...Un abrazo santomerano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIANO SANZ NAVARRO:

      Muchas gracias, Mariano. Los fantasmas ya por su condición son misteriosos, pero si a eso le sumas la característica de procelosos, la perplejidad en la que te sumen es titánica.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  21. Me ha gustado este poema de viaje nocturno, una pascua del sentimiento que confluye en una conclusión que no me resulta ajena: he pensado en la mitología judeo-cristiana como en una metáfora del amor, éxtasis y condena. Bello poema reitero. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAVIER F. NOYA:

      Y has pensado bien, Javier, como siempre me tienes acostumbrada, y, además, no lo podías expresar con mayor acierto: "metáfora del amor, éxtasis y condena".
      Encantada de que te haya gustado y encantada, también, con tu comentario.

      Muchos besos, Javier.

      Eliminar
  22. Hermoso poema anti-poema, alternativa necesaria a una semana pasional como la Semana Santa. Amor, amor por encima de todo, sea cual sea la forma y la manera, la arquitectura amorosa, el tiempo o el espacio.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CÁRMEN BÉJAR:

      No sé si conocerás la Semana Santa zamorana, pero tiene un encanto, ambiente, lírica, arte, sentimiento muy especial. Inspira...

      Un abrazo, Carmen.

      Eliminar
  23. No se yo si antipoema es un buen nombre para este llamémoslo cóctel de sentimientos amiga
    Un beso enoreme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 40AÑERA:

      Muchas gracias, corazón, pero no he respetado conscientemente, casi ningún precepto de la lírica...de ahí, lo de "antipoema". Pero si te ha gustado, encantada de que así sea. Muchas veces los normativismos de la poesía destruyen o bombardean el sentimiento espontáneo: yo he querido que primaran tanto el contenido que quería transmitir con las 20 palabras que debía insertar.

      Muchos besos.

      Eliminar
  24. Marisa, tienes Madeira de poeta. Es increíble; el título me ha dejado sin palabras. Menos mal que tras esa entrada se sucedían las palabras y esas negritas que, supongo, marcaban tu camino...

    Ha sido un placer, de nuevo, leerte. Descubrirte entre rimas y asirme a tu antipoema. Pero para mí, créeme, de antipoema sólo tiene el título. El resto, tu contenido, tú, estáis a la altura, madre mía...

    Te dejo un abrazo, en consonante.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARIO:

      Eres muy amable con tus comentarios, Mario. El título es un guiño a Pablo Neruda y una advertencia de que el poema no respeta ni rima, ni versos ni estrofas preceptivas. Sé qué muchos poetas actuales conocidos, optan por esta "forma" de hacer poesía. Pero yo creo que la poesía tiene unos convencionalismos que hay que respetar y si no se respetan, no es poesía, es otra cosa, antipoesía, prosa poética... Sabéis que a veces he creado poemas con estrofas clásicas, pero este... va a su aire porque así debía ser.

      Encantada de que te haya gustado y agradecida y ruborizada por tu comentario.

      Besos.

      Eliminar
  25. Sin querer, el título me ha recordado a Neruda, ahora me doy cuenta de que no tiene nada que ver con Veinte poemas de amor y una canción desesperada.
    Pero tú tienes ese don de combinar palabras y lograr que todo lo que escribes tenga belleza.
    Me he alegrado mucho verte por mis pucheros. He tenido problemas para poder comentarte.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. KASIOLES:

      Bien recordado a Neruda porque el título es un guiño a ese libro de poemas maravillosos de Pablo Neruda. Solo el título, el resto es bastante subjetivo y personal.
      Encantada de que te haya gustado.
      No te preocupes por los problemas de dejar comentarios, todos los días me encuentro con una "novedad" de Blogger que afecta a mi blog...

      Besos, querida Kasioles.

      Eliminar
  26. Un grande amore y los colores de la vita...Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. KIMBERTRANCANUT:

      El amore, amore, siempre es grande, Kim. También es multicolor, para todos los gustos...

      Me alegro de saber de ti.
      Besitos agradecidos.

      Eliminar
  27. Aclarado lo que es un "antipoema", creo haber escrito algo parecido a ello en ciertas ocasiones con más o menos acierto, más bien con menos.
    Saludos desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FELIPE TAJAFUERTE:

      Dudo mucho que tus antipoemas fueran desacertados...
      Gracias por la visita.
      Saludos, Felipe.

      Eliminar
  28. Tengo para mí que la pasiones contenidas no son pasión, que los labios huérfanos de besos son menos labios, que los corazones caóticos dan sentido a la vida, que el licor del que están rellenos algunos ojitos de caramelo embriaga y de qué modo, que los sauces son los únicos llorones que merecen respeto, que en el laberinto de la belleza el hilo de Ariadna conduce hacia el interior, que la lluvia sobre una imagen festejada en procesión es casi casi un reproche del cielo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUAN HERREZUELO:

      Juan, permíteme que te diga que me quedo con la boca abierta leyendo tu comentario. Y releyéndolo, también... No solo escribes deliciosamente, sino que lees de manera exquisita. Gracias por tu comentario porque es una inyección de belleza, lírica e inteligencia emocional, a ese grito antipoemático.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  29. He llegado tarde intentando leer los blogs y entradas que me he perdido y realmente me he perdido, he comenzado a leer el poema te he seguido bien las primeras estrofas, luego ya no he encontrado el rumbo. Debo estar espeso. A pesar de ello me ha gustado el ritmo o la cadencia de los versos y lo vuelvo a leer y me vuelvo e perder. Lo dejo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. VALVERDE DE LUCERNA:

      Cuánto siento que te hayas perdido, Valverde. El hilo de Ariadna de la poesía siempre se encuentra dentro de uno mismo, y no ha de coincidir necesariamente con la intención del autor. La magia de la poesía es esa precisamente: su capacidad para evocar imágenes y sensaciones diferentes dentro de una misma composición.

      Gracias por tu sinceridad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Un poema con mucho sentimiento. Enhorabuena por el blog
    Os dejo el mio:
    http://pasaporteawroclawski.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SR. RUIZ:

      Gracias y bienvenido al blog. Encantada de que te haya gustado.
      Te visitaré.

      Saludos.

      Eliminar
  31. lo tendre en mi lista para el dia del libro.
    aun abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARICRUZPE:

      Aún no lo tengo publicado, Mª Cruz... (Creo que este comentario se ha colado y te referías a la entrada posterior de "El manuscrito de piedra".

      En cualquier caso, un abrazo, gracias por la visita y feliz Día del Libro.

      Eliminar
  32. El amor no repara santidades...obra en cualquier espacio..por eso es amor, porque ama y desama...El poema en la querencia de los de Nicanor Parra, pero con mayor lirismo.Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CARLOS AUGUSTO PEREYRA:

      Me ha gustado esa expresión que dejas: "el amor no repara santidades...", jejje. Ni a santidades ni a infernales. El amor arrasa a su paso: la guerra contra él está perdida de antemano y de manera perpetua...

      Un fuerte abrazo, Carlos.

      Eliminar

Ningún comentario será desechado salvo que se trate de vía spam. Agradezco la no inclusión de referencias publicitarias, comerciales o de autopromoción. Gracias por su tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...